Software robado no se utiliza para espionaje sino para uso doméstico

Empresas
0 0 No hay comentarios

Ayer empezó el juicio contra un ingeniero acusado de robar el software de la mayor estación nuclear de EEUU y vendérselo a Irán.

La Fiscalía asegura que Mohammad Reza Alavi, entonces ingeniero informático en la planta nuclear de Arizona, rompió el embargo de Estados Unidos contra su país de origen, Irán, en 2006, para vender un software de entrenamiento de esta planta a Irán.

El abogado de Alavi reconoce que su cliente robó el software, pero dice que nunca lo vendió a nadie, sino que se lo enseñó a su familia para que vieran las maravillas en las que estaba trabajando.

Este software se utiliza para simular el control de la planta y contiene información detallada sobre la misma, así como los esquemas del diseño.

Las autoridades no creen que Alavi, que ha trabajado en la planta desde 1989 hasta agosto, quisiese entregar esta información a los iraníes. Los operarios además dicen que el uso del software no supone ninguna amenaza porque no contiene ninguna información sobre sus sistemas de seguridad.

Después de ser detenido hace un año, las autoridades le negaron el acceso al software de la planta, pero parece ser que el ingeniero ha utilizado últimamente su contraseña para acceder al sitio web que opera el vendedor del software. Los operadores de la planta nuclear no se acordaron de decir al vendedor que Alavi había sido despedido.

vINQulos
International Herald Tribune

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor