Sólo el 14% de los empleados quiere ser jefe

Empresas

Los trabajadores desdeñan los puestos directivos y no quieren ser víctimas de las promociones.

Ni María Garaña ni Steve Ballmer: los empleados no quieren ninguno de esos puestos. No es que Microsoft sea una mala empresa es que, y desmintiendo una afirmación de Manolito Gafotas que daba título a uno de sus libros, no mola nada ser jefe.
Sólo el 14% de los trabajadores querría una posición de mando en su compañía, según un estudio de Randstad Workmonitor que recoge EP, lo que deja en prácticamente uno de cada diez el número de empleados que querría ser jefe.
A los trabajadores no sólo no les interesa asumir un puesto directivo, sino que además les falta ambición y prefieren, para un 52,8% de los mismos, no vivir una promoción.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor