Sólo un tipo de dispositivo seguirá creciendo en 2015, ¿adivinas cuál?

EmpresasMercados FinancierosPCWorkspace

Gartner ha tenido que revisar a la baja sus previsiones sobre distribuciones mundiales debido a la ralentización de la renovación de equipos en ciertos ambientes, como las empresas.

Las cuentas de Gartner para este 2015 que ya encara su recta final no dejan lugar a dudas. Solamente una clase de dispositivo conseguirá mejorar sus números en el cómputo global de este curso y, por supuesto, no será el ordenador.

De hecho, el segmento PC, que colocó 314 millones de dispositivos en 2014, caerá en el nuevo recuento anual un 7,3% hasta los 291 millones. Esta cifra se repetirá en 2016 y no será hasta doce meses más tarde, en 2017, cuando los ordenadores volverán a mostrar signos de crecimiento, con 303 millones de dispositivos distribuidos en todo el mundo. Al menos eso es lo que esperan en la consultora que aporta las cifras.

“Hasta el final de 2015, la devaluación de la moneda y el aumento posterior de los precios seguirán frenando la sustitución de los ultramóviles premium y los portátiles por parte de las empresas en particular”, razona Ranjit Atwal, director de investigación de la firma de investigación Gartner.

“En 2016”, continúa Atwal, “se espera que los impactos de divisa se invaliden y, mientras los productos Windows 10 con plataforma Intel Skylake aumentarán en volumen a lo largo del año, la adopción de Windows 10 entre los negocios se elevará drásticamente en 2017“. Será entonces, cuando “el mercado de PC regrese a un crecimiento del 4%”, señala el analista.

Otros dispositivos que perderán fuelle son las tabletas y los denominados “clamshells”, que dan vida a la categoría de los ultramóviles. Ésta pasará de los 226 millones de unidades a los 199 millones en un año, lo que implica una caída del 12%. Aunque en 2016 ya debería mostrar signos de recuperación.

Todo esto deja a los teléfonos móviles como los únicos dispositivos capaces de oponerse a la tendencia general a la baja, que hará que este año se acabe con menos de 2.400 millones de dispositivos enviados en todo el mundo. Y eso que en un principio Gartner creía que se podrían mejorar las distribuciones un 1,5%.

¿La causa del cambio de tendencia? Que “la actividad de sustitución para todo tipo de dispositivos ha disminuido”, según Ranjit Atwal. “Los usuarios están extendiendo la vida útil de sus dispositivos o decidiendo no reemplazarlos en absoluto”.

La excepción de los teléfonos móviles se irá manteniendo año tras año. Después de los 1.879 millones de móviles conseguidos en 2014, se pasará a la distribución de 1.905 millones de teléfonos de este tipo en 2015, a los 1.960 millones en 2016 y a los 2.000 millones en 2017.

Este último número quiere decir que, dentro de un par de años, casi 8 de cada 10 dispositivos que se distribuyan serán teléfonos móviles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor