Solución a los problemas con las antenas de iPhone 4: gastar 29 $ más en una banda de goma

Movilidad

Los problemas de recepción de señal en los iPhone 4 parece se generalizan y algunos medios hablan ya de “fallos de diseño”. Mientras llega una solución que podría venir de la mano del software con un iOS 4.0.1 y dejando a un lado la pasadita de Jobs dando a entender que “deberíamos aprender a sujetar

Los problemas de recepción de señal en los iPhone 4 parece se generalizan y algunos medios hablan ya de “fallos de diseño”. Mientras llega una solución que podría venir de la mano del software con un iOS 4.0.1 y dejando a un lado la pasadita de Jobs dando a entender que “deberíamos aprender a sujetar un teléfono”, de momento la solución parece venir del ’bumper’ oficial que por 30 euros dicen solventa el problema con las antenas de recepción. Si para contar con buena recepción de señal en el iPhone 4, la solución ‘tecnológica’ pasa por incorporarle una banda de goma (la hay hasta en rosita) apaga y vámonos.

Apple podría haber vendido ya 1,5 millones de unidades del iPhone 4 en su primer día de comercialización batiendo todos los récords del sector. Sin embargo, el lanzamiento, se está viendo deslucido por un problema con la recepción de la señal de radio en el terminal que no es cuestión únicamente de usuarios zurdos, sino que está bastante extendido.

Aunque en principio parecía una solución de diseño acertada la colocación de las antenas de recepción de señal en la banda metálica que se extiende a lo largo del borde del iPhone 4, la simple sujeción del dispositivo está dificultando la recepción de la señal, en algunos casos gravemente.

Aunque como dice Apple es cierto que al coger cualquier terminal móvil la recepción de señal disminuye dependiendo de la posición de las antenas, no es aceptable que los usuarios del iPhone 4 tengan que aprender ahora a sujetarlo de una forma específica para no tapar distintas partes de la banda metálica porque el diseño de Apple así lo exija penalizando en demasía la recepción.

Lo que es ya la monda y algo inaceptable para un smartphone que pretende ser el mejor del mercado es que la única solución –de momento- para este problema, parece ser incorporar al terminal la funda oficial de goma de la compañía. Si en un terminal que cuesta libre en Europa 842 euros el precio más barato, hay que gastarse otros 29 dólares en esta ‘solución de alta tecnología’ es para cerrar el chiringuito.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor