Solucionando los problemas relacionados con volúmenes de datos corporativos en crecimiento

AlmacenamientoCloudDatos y AlmacenamientoVirtualización

El director general de F5 Networks, Diego Arrabal, analiza cuál es la mejor alternativa para reducir los costes del almacenamiento tradicional.

Uno de los problemas inherentes de los entornos corporativos es el crecimiento del volumen de datos que las compañías necesitan almacenar. El que – teórica y prácticamente- debería de poner solución al problema de almacenamiento es el departamento TI, encargado de este caso de añadir capacidad de almacenamiento junto con un control de costes.
En respuesta, la solución más frecuente a los problemas inherentes de los entornos corporativos de datos en crecimiento termina en una infraestructura de almacenamiento única que no contempla ni permite diferentes tipos de datos o aplicaciones; un costoso sistema diseñado a partir de un denominador común más frecuente de los datos almacenados.
Sin embargo, hay un dato fundamental que se impone. No todos los datos tienen un mismo origen…o al menos, no deberían de tratarse como tales. A medida que los entornos empresariales crecen, la infraestructura gana en mayor cantidad de servidores, mayor soporte técnico y – como no- más componentes de redes… en definitiva, la expansión del entorno se traduce en dinero y tiempo para crear copias de seguridad de toda la información almacenada.
El incremento de costes que precisa la ampliación de almacenamiento tradicional es insostenible. Para evitarlo, hay que partir de la premisa básica de que no todos los datos son iguales. En vez de considerarse campos amorfos, los datos han de contemplarse como valores diferentes con características diversas: una aproximación de clasificación a los datos y su ubicación en diferentes niveles de almacenamiento de acuerdo a la relevancia.
La mayoría de los datos almacenados no constituyen información crítica y por tanto no justifican un costoso almacenamiento clasificado. Generalmente, los datos más antiguos son menos relevantes y menos susceptibles de cambios. Si no todos los datos tienen la misma relevancia para el negocio, tampoco todos los datos necesitan de un mismo tipo de almacenamiento.


Dado que hay niveles de rendimiento, disponibilidad y coste dispares relacionados con diferentes tipos de almacenamiento, la conclusión lógica es que existen grandes oportunidades relacionadas con la eficacia y ahorro de costes para los equipos TI de las compañías. La implementación de clasificación de datos repercute en mayores ahorros. 
El reto consiste en identificar diferentes tipos de datos, ubicarlos en un nivel de almacenamiento adecuado y gestionarlos adecuadamente en el tiempo. Todo ello controlando los costes y el impacto en el acceso a datos por parte de clientes.  Una de las claves para conseguirlo es mediante la virtualización inteligente de archivos., que organiza y reubica el acceso de clientes a los archivos desde la localización física de los mismos.
Las soluciones de virtualización de archivos clasifican los datos basándose en criterios flexibles como fecha de creación o tipo, ubican los datos en el nivel de almacenamiento correcto y automatizan el movimiento de los datos a través de su ciclo de vida basado en normas. Ubican y reubican continuamente los archivos en función de la frecuencia de uso de los mismos.
De forma adicional, la virtualización inteligente de archivos resuelve las potenciales molestias en el backup de los datos, evitando que los datos se guarden varias veces y se excedan las ventanas de backups asignados. Ya que sólo una pequeña parte de los datos están cambiando realmente, la gran mayoría no necesitan un backup continuamente.
Reduciendo la cantidad de datos en el conjunto de datos de backup principal recorta los costes asociados con su infraestructura (que normalmente requiere mucha más capacidad que los datos principales). Menos datos de los que hacer copia de seguridad significa menos soportes, menos librerías de soportes, menos soporte virtual, menos costes de licencia, y tarifas reducidas asociadas con el almacenamiento offsite.
La virtualización de archivos, por tanto, permite una solución de jerarquización que es coherente con los clientes y proporciona enormes beneficios de coste y eficacia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor