Soluciones ‘sync and share’, un mercado de 2.000 millones de dólares aún sin explotar

CloudEmpresas

A la hora de plantearse una estrategia de gestión móvil en la empresa no pueden pasarse por alto las soluciones para sincronizar y compartir archivos. En pocos meses serán un commodity.

“Ha llegado la hora para que las empresas transformen los dispositivos móviles en herramientas de productividad”. Con esta sentencia empieza nuestro encuentro con Monica Basso, vicepresidenta de Gartner Research, en el marco de AirWatch Connect, que ha tenido lugar en Londres.

Para que un dispositivo móvil que un empleado utiliza con motivos personales sea ese instrumento de productividad, hay que meter en la coctelera varios ingredientes. Una conexión estable, seguridad, acceso a datos corporativos en la nube, herramientas de gestión de archivos… y soluciones para sincronizar y compartir archivos. Es en este último punto donde nos detenemos.

Hablamos de un mercado cuyo valor está por debajo de los 1.000 millones de dólares aún, pero que según las previsiones de la analista se doblará en el próximo año. Se convertirán en un commodity para las empresas.

En este breve período de tiempo veremos una consolidación del mercado. Basso prevé que sólo el 10% de las empresas que ofrecen actualmente capacidades de sincronización y compartición de archivos se mantendrán independientes. El 90% restante se transformarán o serán absorbidas.

Hace 2 ó 3 años la oferta para móviles y PC de soluciones para compartir y mover archivos compañías como Box o Dropbox eran únicas”, nos comenta. Esto ha cambiado radicalmente.

De pronto estamos viendo que prácticamente todas las empresas que ofrecen herramientas de gestión de contenido (pensemos en Office 365, Google Apps, MobileIron, Citrix o AirWatch) tienen su propia oferta Sync and Share y además, muchas lo ofrecen con almacenamiento en la nube a precios muy reducidos o gratis. Todo paquetizado.

Microsoft ofrece OneDrive de forma prácticamente gratuita en el caso de Office 365, lo mismo ocurre con Salesforce.com y Chatterbox. Amazon, con Zocalo.

Las empresas que trabajan con una de estas compañías y ven que las herramientas para compartir y sincronizar archivos son parte de la oferta, ¿por qué iban a contratar el servicio de un tercero? Esto sólo añadiría más complejidad al equipo de TI, encargado de gestionar los dispositivos de empleados. Pero hay que tener en cuenta que las ofertas de los gorilas de internet que llegan a este mercado de gestión de contenido integral tienen menos control de seguridad y no son lo suficientemente maduros para industrias verticales, pero son la opción idónea para pymes, por ejemplo.

Las compañías que se salvarán de ser absorbidas por gigantes serán aquellas que incorporen características de valor a su oferta. Y esto se conseguirá añadiendo capacidades sociales o colaborativas, de analítica y movilidad. Y da pistas. “Box lo está haciendo muy bien”. Basso también cree que ganará la partida quien proporcione un acceso offline.

Preguntada por esta extraña defensa del offline en un entorno conectado, alude a dos razones: la seguridad que confiere el modo offline y las necesidades de empresas que trabajan en entornos aislados, como una empresa petrolífera que trabaja extrayendo petróleo en el desierto o en alta mar”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor