Soluciones para reducir el impacto mediambiental

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Paolo Gemma, Senior Marketing Manager de Huawei Technologies ofrece una serie de recomendaciones para hacer frente al cambio climático.

Una de las prioridades de los gobiernos y políticas mundiales hoy día es hacer frente al cambio climático. El primer gran objetivo europeo es reducir un 30 por ciento las emisiones en los próximos 10 años.
Contribuir a la reducción de emisiones es algo que está en mano de todos, pero las grandes compañías tienen un papel muy importante en este ámbito. Por ello están comenzando a rediseñar sus planes corporativos, incluyendo el cuidado medioambiental y la adopción de soluciones “green” como parte fundamental de su estrategia de negocio.
Para cada vez más empresas el cuidado medioambiental es uno de los imperativos básicos dentro de su estrategia de negocio, y muchas de ellas destinan una gran parte de sus recursos a la investigación y desarrollo de productos y soluciones “green”.
Según afirma la consultora IDC, este tipo de iniciativas constituyen un primer paso hacia la mejora de la tecnología y su impacto medioambiental, que tendrá gran relevancia para los clientes y socios de las compañías.
Con las estrategias “green”, compañías del mundo telco están además impulsando algo que hoy día está todavía en las primeras etapas de desarrollo, como un cuidado especial de los componentes de red, teniendo en cuenta el impacto que tienen todos juntos en una red. Cabe destacar además, que los esfuerzos en torno al cuidado medioambiental están directamente correlacionados con la reducción del Coste Total de Propiedad de la red.
En este sentido, hay empresas que han experimentado un crecimiento espectacular como proveedores de infraestructuras inalámbricas y que han desarrollado una gran capacidad para hacer negocio con operadoras móviles e internacionalizar sus operaciones.
La estrecha colaboración con las operadoras de telefonía hace que sean grandes conocedoras de las soluciones que éstas necesitan, y puede ser la clave para ofrecer productos que reduzcan la huella de carbono de las compañías.

Estas empresas tratan de desarrollar nuevos productos y tecnologías y, a su vez, mejorar las capacidades profesionales de servicio, pero al mismo tiempo una de sus prioridades es el cuidado y respeto medioambiental. Creado como una respuesta a las necesidades de los clientes y haciendo un esfuerzo para aumentar la credibilidad, las compañías ahora mismo están incorporando políticas de sensibilización de cuidado y respeto del medio ambiente.
 

 
Un reciente informe de IDC titulado “Huawei Wireless: Building Green, Building Credibility”, pone de manifiesto las fortalezas en este campo de Huawei, que define cuatro grandes áreas para ser “verde” en infraestructuras tecnológicas: green hardware y green software, desarrollo del concepto de “green site” frente a las “green base stations”, y la disminución de redes vs la disminución de sites. Además, se está llevando a cabo un cuidado especial de los componentes de red teniendo en cuenta el impacto que tienen todos juntos en una red.

Green Software
En este aspecto, es importante el desarrollo de software que controle varios aspectos de pérdida de energía y de consumo energético en las estaciones base. Por ejemplo, apagando partes de la estación base en períodos de baja utilización, lo que permite reducir hasta el 60% del consumo energético, proporcionando resultados favorables tanto para la reducción de OPEX como para la huella de carbono. 

Green Hardware
La pieza central de los esfuerzos hacia el respeto medio ambiental es la cuarta generación de estaciones base o la línea de productos SingleRAN, incorporando los conceptos de “uniequipment,” “uni-site,” y “uni-operation” para proporcionar productos convergentes, testables y multimodales para proveedores de servicio basándose en una o más tecnologías para ofrecer aplicaciones y servicios inalámbricos. Con este concepto y el uso de una solución de alta eficiencia para amplificadores de energía, se obtiene una reducción del consumo del 40% frente a la anterior generación de estaciones base.

Green Sites vs. Green Basestations
Las estaciones base, cuando conllevan un equipo complementario, pierden importantes oportunidades para mejoras de la eficiencia de la red. En climas cálidos, por ejemplo, el consumo de aire acondicionado puede suponer la mitad de la factura eléctrica. Los materiales y diseños de las infraestructuras tecnológicas también son muy importantes. Los “green sites” al tiempo que reducen el consumo total de energía, fomentan la utilización de energías renovables,

Disminución de redes vs la disminución de sites
El primer paso en la mejora de la eficiencia de una red, es reducir el número de sites al mismo tiempo que se mantienen la cobertura y la capacidad de la misma, y se espera llevar a cabo este concepto a través de la “disminución de redes”. Utilizando una estación base modular, que permite la operación de diversos tipos de redes a través de elementos comunes de múltiples estaciones base, se reduce no sólo el número de “sites”, sino también el de elementos en cada uno de los “sites”.

Vodafone, un claro ejemplo de eficiencia energética
Vodafone España ha implementado un importante programa de eficiencia energética para su red 3G. El esfuerzo realizado en colaboración con Huawei está enfocado en mejorar los amplificadores energéticos y utilizar “radio heads” remotas. Según Vodafone, los amplificadores energéticos son el componente que más energía consume de sus bases 3G. A través de la implementación de “radio heads” remotas, se logró un 40% de reducción en la pérdida de energía. Como resultado, Vodafone vio que el consumo base de energía cayó un promedio de 925W a 480W. Los ahorros energéticos anuales eran de 3.900 kWh. Asumiendo una media de 0.125 euros por kWh en España, la reducción del consumo energético neto es de 489 euros.
Perspectivas de futuro
La fortaleza del mensaje y estrategia “verde” de las compañías, reside en la relevancia que tiene para los clientes. Las operadoras móviles están todavía involucradas con sus propias estrategias verdes y muchos han empezado a establecer objetivos energéticos y de consumo.
Con estas prioridades, las operadoras móviles están abordando el doble objetivo de ser sensibles a los problemas de cambio climático mientras confrontan las preocupaciones de OPEX que hace tiempo que son prioridad.
Para hacer frente a estas preocupaciones hay que proporcionar una estrategia para abordar el consumo energético y el impacto de las redes sobre el medio ambiente. Adoptar una mentalidad “verde” demuestra visión y capacidad de respuesta de los clientes. Esto posiciona a las compañías que apuesten por ello en un lugar superior en lo que son proveedores de soluciones inalámbricas.
Teniendo en cuenta la evolución de las políticas gubernamentales en torno al cambio climático, cada vez es más importante para los proveedores de tecnología no solo ofrecer productos y soluciones “green”, sino convertirse en compañías “green”. Implementar una estrategia verde a diferencia de ofrecer productos y soluciones “verdes” no va a tener un impacto directo en la decisión de compra de los clientes, pero si repercutirá en la credibilidad y reputación de la compañía.
Ya son muchas las empresas que están llevando a cabo programas de sostenibilidad, que en muchos casos incluyen, por ejemplo, programas de mejora de la eficiencia energética o de reciclaje y reducción en el uso de materiales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor