Sony Ericsson aumenta un 11,7% su beneficio neto en 2007

EmpresasOperadoresRedes

La firma registra no obstante su segundo trimestre consecutivo de descenso de beneficios, si bien su táctica de vender móviles de gama baja parece funcionar.

Sony Ericsson, cuarto fabricante de teléfonos móviles del mundo, sufrió una nueva caída de beneficios en su último cuarto trimestre, al mismo tiempo que intenta agrandar su oferta de productos de baja gama. Este es el segundo trimestre consecutivo en el que los beneficios de la empresa descienden.
El beneficio neto de este último trimestre fue de 373 millones de euros, frente a los 447 millones que se habían conseguido en el mismo período del 2006. Sin embargo, los beneficios antes de impuestos, que fueron de 501 millones de euros, a pesar de ser ligeramente inferiores a la cifra del año anterior, han superado las previsiones de los analistas que contaban con 469 millones de euros aproximadamente.
Las ventas alcanzaron 12.916 millones de euros a lo largo de 2007, cifras un 18 por ciento superiores al año anterior, mientras que el beneficio bruto ascendió a 3.958 millones de euros (+24 por ciento).
De todos modos, las ventas de este cuarto período, además de descender un tres por ciento respecto al año anterior, no han llegado a alcanzar lo esperado. Se esperaban unas ventas de 3.793 millones de euros, pero se han quedado en 3.771 millones.
El grupo sueco-japonés pretende desbancar a Motorola de su tercer puesto y, para ello, está trabajando en su nueva estrategia que consiste en promocionar sus dispositivos móviles de baja gama. Esto parece estar funcionando, ya que su mercado mundial, desde que se ha puesto en marcha esta campaña, ha crecido casi un nueve por ciento.
 
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor