Sony Ericsson pierde 50 millones de euros tras el terremoto de Japón

Empresas

Los problemas en la cadena de suministro le impidieron poner a la venta millón y medio de teléfonos.

Tras Google, Sony Ericsson ha presentado sus resultados financieros para el segundo trimestre del año fiscal 2011 y lo ha hecho con suerte contraria al gigante de las búsquedas. Frente a los ingresos netos de 12 millones de euros que consiguió durante el mismo periodo del año pasado y los 11 millones de hace tres meses, ha perdido la friolera de 50 millones desde abril.

El terremoto acaecido en Japón a principios de trimestre tiene mucho que ver con la crisis del fabricante sueco-japonés, ya que paralizó su cadena de suministro y obligó a rediseñar sus creaciones con nuevos sensores de cámara, baterías y pantallas. Las limitaciones en la cartera de productos de Sony Ericsson se cuentan por millón y medio de teléfonos.

El total de unidades enviadas durante el trimestre se quedó finalmente en 7,6 millones, lo que supone una disminución del 31% respecto al año pasado. El precio medio por teléfono también se ha reducido, desde los 160 hasta los 156 euros. Y la cifra de negocio lo ha hecho un 32% al reportar 1.193 millones de euros.

La mayor parte de las ventas (un 70%) corresponde a smartphones. Y es que, según cálculos de la compañía, ha vendido hasta la fecha más de 16 millones de teléfonos Xperia y estima que su cuota de participación en el mercado Android se sitúa en el 11% a nivel mundial, tanto en volumen como en valor.

“Nuestros nuevos teléfonos han sido bien recibidos por los operadores”, defiende el presidente ejecutivo de Sony Ericsson, Bert Nordberg. “Simplemente no hemos sido capaces de satisfacer sus pedidos por los problemas de la cadena de suministro”.

Las acciones de la compañía han caído un 1,3% tras el anuncio de sus pérdidas trimestrales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor