Sony evalúa el plan de fragmentación de la compañía propuesto por su mayor accionista

Empresas

El fabricante recorta ahora su objetivo de ventas para cámaras, smartphones y tabletas.

Kazuo Hirai, CEO de Sony, ha confirmado en una rueda de prensa que la compañía podría evaluar la propuesta de su mayor accionista, el multimillonario Daniel Loeb.

Loeb ha planteado que el grupo debe vender hasta una quinta parte de su división de entretenimiento, altamente rentable, para generar más dinero y reinvertir en el negocio de electrónica, que no funciona adecuadamente.

El fabricante acaba de anunciar que recorta su objetivo de ventas para cámaras digitales, teléfonos inteligentes y tabletas entre un 13% y 17% para el año que terminará en marzo de 2015, aunque la firma habla de que hay señales “alentadoras” de un renacimiento en su negocio de hardware.

“Se observan signos de cambio y nuestra tarea sigue siendo el renacimiento de nuestro negocio de electrónica“, ha declarado Hirai, que apunta a la fuerte demanda del nuevo teléfono inteligente Sony Xperia y sus nuevas cámaras de lentes intercambiables.

La empresa ha rebajado las ventas de sus cámaras para el ejercicio 2014-15 a 1,3 trillones de yenes (12.700 millones de dólares) y prevé que las ventas de teléfonos inteligentes y tabletas sean de 1,5 trillones de yenes (14.500 millones de dólares).

Tal y como informa Reuters, la compañía mantiene su estrategia para revivir su negocio de consumo luchando en torno a las cámaras, los móviles y los dispositivos de juegos para PlayStation.

Por su parte, Loeb sostiene que una escisión parcial de Sony Entertainment podría liberar efectivo para ayudar al reflotamiento de la división de electrónica, aumentando a su vez el precio de las acciones de Sony en un 60%.

Hasta ahora, Sony se ha basado en las ganancias de sus líneas de entretenimiento y seguros para compensar las pérdidas de los televisores y otros dispositivos de consumo.

Sony, que espera que las ventas de teléfonos inteligentes aumente en más de un cuarto hasta 42 millones en el año que terminará en marzo, está compitiendo con las chinas Huawei y ZTE, y la surcoreana LG para ocupar el tercer lugar en este mercado global, de 225.000 millones de dólares, por detrás de Samsung y Apple.

Para el actual año fiscal, Sony prevé que su beneficio operativo sea de unos 230 millones de yenes (2.240 millones de dólares), lo que cambia poco respecto al año pasado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor