Sony VAIO Pro: “guerra al MacBook Air”

ComponentesWorkspace
0 0 2 comentarios

En Sony tienen claro el enemigo a batir y no se ocultan al declarar las hostilidades (comerciales). La referencia del nuevo segmento de portátiles ultradelgados es el liviano equipo de Apple pero en Sony no quieren olvidar que con sus primeros VAIO fueron ellos quienes iniciaron, muchos años antes de los netbooks, la moda de los miniportátiles.

Le han tomado los nipones la medida al MacBook Air y han hecho su versión tratando de apuntar al corazón de la actual referencia del sector. En unos aspectos han logrado plantar cara, en otros no han estado a la altura.

Sony, al igual que Apple, ofrece dos tamaños de pantalla, 11 y 13 pulgadas a precios casi idénticos aunque mejora la resolución (algo mayor, 1920×1080) y el peso (algo menor), esto último gracias al uso de la fibra de carbono en los VAIO Pro, a costa de dar una sensación de mayor fragilidad ante los golpes que el sólido cuerpo de aluminio de los Air. Por terminar con la carcasa, mientras que en Apple ya no existe más opción que el color aluminio, en Sony permiten optar entre acabado plateado o negro.

Curiosamente el teclado varía bastante del modelo de 11 al de 13 pulgadas, siendo el primero bastante poco satisfactorio, por decirlo educadamente, en opinión de quienes han tenido la fortuna de probarlos. En el de 13 ya se encuentran algunas incomodidades a la hora de pulsar las teclas, derivado del propio material de las mismas y del sistema implementado para su funcionamiento, pero esa ligera incomodidad que en ocasiones puede hacer pensar a los mecanógrafos más aficionados a la “escritura tipo metralleta” puede llegar a ser insufrible con el modelo de 11 pulgadas por el reducido tamaño del mismo. Adicionalmente la retroliuminación en el caso del modelo en acabado plateado presenta el defecto de marcar el borde exterior de las teclas con lo que en determinadas condiciones luminosas puede convertirse en una molestia. Tampoco la experiencia sobre la superficie del touchpad parece ser demasiado positiva.

Lo que sí parece ser más satisfactorio es el funcionamiento de la pantalla, con colores brillantes, vivos y con alto contraste y unos buenos ángulos de visionado. Si acaso sería deseable un mejor funcionamiento (y esto ya no es culpa de Sony) del escalado de resoluciones de Windows 8 (SO que incorporan estos equipos) para una experiencia totalmente redonda. Esto hace que en ocasiones algunas páginas web visitadas desde el VAIO Pro de 11 pulgadas se vean en un tamaño demasiado reducido para lo que sería deseable. Un problema que en Apple y Google han sabido solventar y ahora falta que en Redmond hagan lo propio.

En la parte del sonido, y al igual que en los Air, este viene desde detrás del teclado y no es para tirar cohetes en ninguno de los dos contendientes: simplemente correcto y para salir del paso, pero si queremos un mínimo de calidad de reproducción es más que aconsejable usar unos buenos auriculares/altavoces.

Siguiendo con lo que hay tras el teclado, los procesadores van desde un Intel Core i5 a 1,6 GHz en el de 11 pulgadas hasta un Core i7 a 1,8 GHz en el de 13, ambos con 4 Gb de RAM como dotación básica. Este último viene también con un disco duro de estado sólido más rápido que los habituales, un PCIs SSD. A pesar de tanta potencia y velocidad, curiosamente, quienes han probado los equipos comentan que a la hora de gestionar conexiones WiFi no hay manera de que lo hagan correctamente al primer intento.

En cuanto a la autonomía de sus baterías, el modelo de 11 pulgadas ha llegado a durar 6:30 horas mientras que el de 13 llegó a las 6:53, superando ligeramente los competidores de Apple, y con el factor añadido de que Sony tiene unas baterías adicionales que duplicarían esta autonomía.

vINQulo

The Verge

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor