Los spammers se ponen trágicos

Seguridad

La muerte – falsa – de un famoso es uno de los principales reclamos que utilizan los spammers para difundir sus mensajes.

Ni Hannah Montana ni Beyonce Knowles, Bon Jovi o Brad Pitt se han muerto en un accidente de coche o de avión. En realidad, el mensaje luctuoso es un medio de propagar correo basura.
Los spammers le han cogido gusto a lo trágico y la muerte de un personaje popular se ha convertido en el reclamo favorito de los ciberdelincuentes, alerta Symantec. Siempre fue un clásico, aunque ahora parece estar consiguiendo interesantes resultados.
El modus operandi es muy simple: tras el reclamo, un adjunto o un link regala a sus incautos lectores un archivo malicioso. La historia, eso sí, los spammers la han construido de forma consistente. El famoso viaja en un avión que se ha estrellado en la maniobra de acercamiento al aeropuerto, con el posterior fallecimiento de la estrella y otras 34 personas.
Para reforzar la credibilidad del mensaje, se atribuye a conocidas agencias de noticias aunque en realidad todo es mentira.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor