Sphero, el secreto detrás de BB-8, el robot rodante de “Star Wars Episodio VII”

Innovación
0 0 1 comentario

Para saber cómo funciona este ingenioso androide rodante hemos recuperado la prueba que efectuamos hace un par de años a Sphero, una pequeña bola rodante manejable por control remoto desde cualquier dispositivo móvil, dado que ya se ha conocido que dicha tecnología es la base tras este robot.

Causo auténtica sensación el robot rodante a escala natural y manejado por control remoto que ayer pudimos ver en los actos de celebración por el aniversario del estreno de “La guerra de las galaxias”. Cada vez caben menos dudas de que en un tamaño más compacto puede convertirse en el juguete objeto de deseo de estas próximas navidades.

Y es que si ya sorprendió la presencia en el primer trailer de “El despertar de la Fuerza” de un robot rodante que nos recordaba a R2-D2 aunque con una capacidad de movimientos mucho mayor, ayer el público que asistía a la mencionada celebración prorrumpió en aplausos de puro asombro al contemplar cómo ante ellos evolucionaba un modelo del mismo tamaño que el que aparece en el trailer, solo que esta vez nada de CGI, se trataba de un objeto real, como puedes comprobar en el vídeo que acompaña a la noticia con la que ayer cubríamos aquí en The Inquirer este hecho.

El siguiente paso para explicar el funcionamiento de este ingenio lo ha dado hoy Cnet al difundir que el modelo del robot rodante BB-8 está basado en la tecnología empleada por Sphero, empresa que tenía en el mercado un producto muy similar: una esfera del tamaño de una pelota de tenis capaz de deplazarse por el suelo, rodando, mientras nosotros lo manejamos a nuestro antojo empleando un smartphone o tablet como mando de control remoto.

En diciembre de 2012 tuvimos la oportunidad de probar el funcionamiento de Sphero, con los resultados que puedes ver en el siguiente vídeo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=koFQVuq9baQ[/youtube]

La esfera rodante de Sphero es capaz de desplazarse en todas direcciones y tú sólo tienes que encargarte de darle instrucciones como harías con cualquier otro vehículo de radiocontrol. Cabría destacar que precisamente la posibilidad de desplazarse en cualquier dirección hace que se requiera de una cierta habilidad para encaminarlo de manera decidida allí donde queramos ubicarlo.

Ahora se ha podido saber que la tecnología detrás de que BB-8 pueda desplazarse como lo hace pertenece a Shpero. Uno de los defectos que podía achacarse a es dispositivo es el de que más allá de para jugar con el gato no parecía tener (por el momento) mucha más utilidad que servir de juguete para el entretener al gato. Por fortuna se ha detectado el propósito perfecto para Sphero: servir de base para que durante el rodaje se haya podido contar con un BB-8 real rodando por los sets de rodaje para facilitar a los actores la interacción con un objeto real, un protagonista más de la pelíula.

Puedes leer el análisis sobre Sphero en este enlace.

vINQulos

ITespresso

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor