Sprint Nextel se hace con iPCS y acalla problemas judiciales

OperadoresRedes

La adquirida, proveedora de red, había demandado a la operadora por usar los servicios de otra compañía en su zona exclusiva.

Si no se puede con el enemigo, mejor hacerse con él: esto es lo que debe haber calculado la ejecutiva de la teleco estadounidense Sprint Nextel, que se ha hecho con iPCS, una compañía con la que mantenía un litigio judicial.
iPCS, como recuerda Business Week, había demandado a Sprint Nextel por usar los servicios de Nextel en los lugares en los que la firma había firmado con la operadora un contrato de exclusividad: iPCS ofrece servicio de red, como también Nextel, y se había ganado determinados espacios dentro de Estados Unidos.
La compra, como señala la operadora en un comunicado de prensa, le ha salido por 831 millones de dólares, aunque de esta cantidad 405 son la deuda neta de la adquirida. “Adquiriendo iPCS damos valor añadido a Sprint mediante la expansión de nuestra base directa de consumidores, aumentando nuestra área de cobertura directa y simplificando nuestra operativa de negocio”, ha declarado el CEO de la operadora, Dan Hesse.
La adquisición tiene que pasar los filtros legales, aunque Sprint Nextel espera completarla en el último trimestre de 2009 o principios de 2010. La operadora prevé que la adquirida aporte saldo positivo en 2010.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor