Sprint retira su oferta por T-Mobile

Empresas

La oposición de la Administración estadounidense desanima a Sprint. Su retirada abre la puerta a la francesa Iliad.

La historia se vuelve a repetir. Sprint ha retirado su oferta por comprar T-Mobile por la resistencia que han mostrado los reguladores. En diciembre de 2011 fue AT&T la que tiró la toalla en una situación idéntica.

La administración estadounidense no está dispuesta a dar su brazo a torcer y quiere mantener el número de operadores que compiten en EEUU. Son y serán 4 las empresas teleco que se repartan (aunque en distinta proporción) el mercado.

Los intentos de Sprint, tercer operador de EEUU, de persuadir a las autoridades regulatorias durante los últimos meses no han surtido efecto. “No pensábamos que la oposición iba a ser tan fuerte”, ha admitido un ejecutivo de Softbank, empresa tras Sprint, a Reuters.

Pero al CEO de AT&T no le ha pillado por sorpresa esta resistencia. Randall Stephenson declaró meses atrás que no veía probable que las autoridades aceptaran el acuerdo Sprint/T-Mobile. “El problema que veo es la forma en que el Gobierno denegó nuestro acuerdo”, declaró entonces.

Y es que el principal operador del país ya se enfrentó a los obstáculos regulatorios años atrás. En diciembre de 2011 el operador se retiró de la carrera por hacerse con T-Mobile por el bloqueo que el Departamento de Justicia y la Federal Communications Commision impusieron a la operación.

El fracaso de la compra dejó en las cuentas de AT&T un cargo de 4.000 millones de dólares por incumplimiento de contrato.

Años después la historia se vuelve a repetir.

La retirada de Sprint por comprar T-Mobile abre la puerta a la compañía francesa Iliad, que también está interesada en la subsidiaria de Deutsche Telekom. No está claro que la operación vaya prosperar ya que se espera que la oferta sea menor que la de Sprint.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor