Stephen Elop, invitado sorpresa en la tarde Ballmer del Mobile

Empresas

MWC. Los directivos han defendido de forma conjunta el plus de valor que supondrá la alianza entre Microsoft y Nokia.

Desde Barcelona

No se le esperaba: ésta iba a ser la tarde de Steve Ballmer, el CEO de Microsoft, que con en su keynote hablaría o mencionaría a Nokia para no defraudar al personal. Pero al final Ballmer sorprendió con la traca final: “permítanme que invite al escenario a Stephen Elop”. Y el no invitado CEO de Nokia salió de entre bambalinas.

El mensaje de Elop fue muy en línea con el mensaje de Steve Ballmer y muy de acuerdo con lo que ambas compañías habían apuntado la semana pasada, cuando anunciaron su acuerdo de colaboración… hundiendo en la miseria a las cotizaciones de Nokia. Elop, que también defiende la postura de Steve Ballmer de que lo que se necesita es construir ecosistemas, tachó la relación de Nokia y Microsoft como “natural”.

“Juntos podremos crear ese ecosistema, pero lo que realmente queremos es asegurarnos de que estamos dando productos competitivos”, apuntaba el directivo de la finlandesa.

“Nokia tiene increíbles capacidades”, había apuntado poco antes Ballmer, destacando los múltiples talentos de su ahora socia y señalando que la alianza ayudará a afianzar a su sistema operativo móvil.

Elop defendió además que esta alianza es buena para consumidores, que recibirán el fruto de la experiencia de dos “icónicos” (es la palabra que más han usado en estos días para autoreferenciarse) fabricantes de software y hardware; para desarrolladores, que tendrán una plataforma “no fragmentada”, como está ocurriendo con algunos, dejaron caer; y para operadoras, con las que serán “amistosos” y que se beneficiarán de la trayectoria y experiencia de Nokia.

Nokia además se beneficiará, o eso defendió Elop, en su asalto al para ella duro mercado estadounidense: EEUU es una pareja difícil para las relaciones de la finlandesa, pero Windows Phone podría ser un buen trotaconventos.

Vamos a cambiar la industria”, aseguraron. Y aventuraron un deseo: ser la tercera plataforma de la industria móvil. Ahí es nada.

*Más información en el blog especial de NetMediaEurope y en el especial de Silicon News

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor