Steve Ballmer abandonará Microsoft antes de un año

Empresas

De aquí a un año habrá un nuevo consejero delegado en Microsoft que tomará el relevo a Ballmer, quien mientras tanto seguirá dirigiendo la compañía pero va a dejar paso a un nuevo jefe que maneje el timón en una nueva etapa en la que la empresa de Redmond evolucione hacia una empresa de dispositivos y servicios.

Una nueva dirección necesita una nueva estrategia, y esta un nuevo director.

Parece ser esa la conclusión a la que han llegado en Microsoft ante los retos del futuro. Una empresa que se hizo grande con Windows, posteriormente amplió su campo de actuación al software de productividad con suites ofimáticas como Office y aledaños, hizo incursiones en los videojuegos (que ahora parece dispuesta a recuperar, como ya te avanzamos) y que últimamente está apostando por los dispositivos móviles con una decisión como la que supone vender tablets como Surface bajo su propia marca.

Tras unos comienzos tímidos con versiones móviles de su sistema operativo como Windows para Pocket PC o Windows Mobile recientemente Microsoft parece haber tomado conciencia de la importancia de los dispositivos móviles y ha comenzado a apostar con más rotundidad por ellos.

El comité especial para dirigir este proceso de sucesión estará formado, además de por el propio Ballmer, por Bill Gates y otros altos cargos de la empresa que trabajarán conjuntamente con una consultora especializada en altos ejecutivos que valorará tanto candidatos internos como externos a Microsoft.

Ballmer llegó a Microsoft en 1980 como su primer director de negocio y se convirtió en presidente tras la jubilación voluntaria de Bill Gates, habiendo ocupado previamente distintas vicepresidencias sectoriales. Algunos analistas hacen una lectura de esta retirada en clave del relativo fracaso que ha supuesto el propósito de convertir Windows 8 en un sistema operativo multiplataforma, de manera que estuviera presente en teléfonos móviles, tablets, portátiles, equipos de sobremesa, consolas, televisores inteligentes…

Desde que Ballmer llegó a la presidencia Microsoft ha perdido hasta un 40 % de su valor bursátil y analistas como Gartner predicen que en conjunto (ordenadores, smartphones, tablets…) la cuota del mercado de consumo de Apple superará a la de Microsoft antes de que acabe 2013. Desde luego parece el mejor momento para plantear un cambio en la dirección que permita a la empresa fundada por Bill Gates afrontar el futuro con más garantías de éxito.

vINQulo

The Financial Times

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor