Steve Jobs es el CEO de la década

EmpresasGestión EmpresarialTrabajo

“Por la transformación de Apple en una compañía tecnológica líder en innovación”.

No podía ser otro. Steve Jobs acaba de ser nombrado por la revista Fortune como el mejor director ejecutivo de la década. Un período que, según la publicación, habría comenzado más bien en 1997, cuando el CEO regresó a la empresa que había ayudado a crear y la sacó de uno de sus peores momentos para convertirla en “la más valiosa de Silicon Valley”.

Entre los logros de Jobs se destacan los buenos resultados de Apple en este período de crisis económica o el valor añadido otorgado a la firma de Cupertino, que ha pasado de estar cifrada en 5.000 millones de dólares en el año 2000 a ser valorada por 170.000 millones de dólares actualmente.

La publicación también elogia las cualidades del directivo como arma de promoción de sus propios productos: “A menudo se observa que es un showman, un vendedor nato, un mago que crea una realidad alternativa un perfeccionista tiránico. Es totalmente preciso y la descripción contribuye a su leyenda”. Así, se destacan sus prácticas de microgestión, su enfoque práctico, el secretismo que impone a la compañía o el ensayo de cualquiera de sus apariciones públicas.

Su amigo Larry Ellison, CEO de Oracle, cree que “Steve” en su trabajo no está motivado por el dinero, sino que tiene “una especie de ardor visceral hacia Apple, su primer amor, y el vehículo mediante el cual el puede ser un árbitro de lo cool y una fuerza para cambiar el mundo”.

Pese a su período de ausencia Jobs siempre ha estado muy al tanto de todo lo que acontecía en la casa de la manzana, algo que siempre ha hecho en su gestión. Este es otro de los rasgos que lo ha catapultado como mejor CEO. “Está involucrado en detalles en los que no creo que un director general se involucrara”, señala Ken Seagall, un director creativo de Chiat/Day y ex trabajador de Apple.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor