Steve Ballmer en Madrid

Empresas

Jugosa la estancia en España del presidente ejecutivo de Microsoft que dio un repaso a los frentes abiertos por la compañía, reconociendo que el código abierto es “su mayor competidor en el negocio tradicional”, indicando que “Windows es mejor que Linux”, y advirtiendo que “si Yahoo! no acepta su oferta, Microsoft la reducirá”. Mientras tanto su empresa perdía hoy en bolsa más de un 6% tras el anuncio que no pagará más por su competidor.

Oferta por Yahoo!:
Si el consejo de administración de Yahoo! no responde este fin de semana a la oferta de 31 dólares por acción “hablará directamente con sus accionistas”, para después tomar las decisiones oportunas, o lo que es lo mismo, lanzará una OPA hostil incluso rebajando el precio de la oferta.”Podemos acudir directamente a los accionistas”, comentó Ballmer aunque si lo hacemos “sería a un precio menor al ofrecido inicialmente, una oferta muy generosa”.

¿Cambios en el negocio?
“El ‘software’ es un valor al alza. Lo que realmente cambia y evoluciona es cómo se paga la licencia de uso”. Sin duda toda una declaración de principios de lo que está por llegar. “La gente puede elegir, siempre ha podido, y nuestra trayectoria indica que lo hemos hecho bien”. Aseguró que la clave de su éxito es dar un mejor valor que la competencia, cuya existencia, aseguró, es “algo muy bueno”. “Los tres grandes competidores de Microsoft son: en publicidad, Google; en hardware, Apple; y en nuestro negocio tradicional, el código abierto”, indicó Ballmer.

Juegos:
Ballmer defendió la estrategia de reducción de precio de la Xbox 360 como una de las claves del futuro de la consola. “Tenemos que poner un precio atractivo a nuestra consola, porque esa ha sido una de las ventajas que tenía Wii”. “Ellos no han ido a por nuestros clientes tradicionales, ni nosotros hemos ido a por los suyos, que son jugadores más pequeños o más ocasionales, menos intensivos o serios”.

Linux:
Ballmer defendió las recientes decisiones de abrir el código de algunos productos a desarrolladores y reclamó la autoría de la decisión. “Sí, fue una decisión mía personal”, aseguró rotundamente. “Fue una decisión muy importante; yo no tomo todas las decisiones de Microsoft, pero desde luego esta sí fue mía”, dijo. “Vamos a abrirnos más y lo vamos a hacer compitiendo, con Linux o con quien sea, estamos abiertos a la interoperabilidad”. A pesar de reconocer que en su negocio tradicional, “nuestro competidor es el código abierto”, remató afirmando que “Windows es mejor que Linux”.

vINQulos
elmundo
ELPAÍS

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor