Subidas y bajadas enmarañan el mercado de la videoconferencia empresarial

Workspace

Las caídas secuenciales que se han repetido una y otra vez durante el Q1 “se deben principalmente a la estacionalidad habitual, con el primer trimestre siendo casi siempre el más débil del año y el cuarto trimestre, el más fuerte”, según IDC.

Los resultados para el mercado de la videoconferencia empresarial y la telepresencia que cada trimestre publica IDC ya han sido actualizados para explicar la evolución del mismo durante los meses de enero, febrero y marzo de 2016.

El último trimestre analizado por IDC ha tenido un poco de todo. Ha estado repleto de crecimientos y caías a todos los niveles, ya sea al realizar el análisis desde el punto de vista de la tipología de los equipos, por fabricantes o por regiones. O, directamente, por ingresos y unidades vendidas a nivel mundial.

Durante el Q2 se vendieron 101.391 unidades por algo más de 495 millones de dólares. Esto significa que se colocó un 8 % menos de unidades que en el trimestre previo y se reunió un 21,1 % menos de dinero por su venta. Cuando la comparación se hace con el trimestre equivalente de 2015, hay mejoría, del 9,9 % y del 2,3 %, respectivamente.

El segmento que más dinero aporta es el de los sistemas de videoconferencia basados en habitación, con 359,6 millones de dólares. Tanto él como el de equipos de telepresencia multi-codec sufrieron una caída secuencial y un aumento interanual de los ingresos. Por su parte, los sistemas de videoconferencia personal y los equipos de infraestructura de vídeo sufrieron tropiezos tanto en la comparación con el Q4 de 2015 como con el Q1 de ese mismo año.

Cisco es el fabricante favorito a la hora de hablar de sistemas de videoconferencia, domina casi la mitad del mercado a pesar de haberse visto afectado también por esa epidemia de caídas secuenciales. La misma tendencia se observa en Huawei, que es tercero. Mientras, la segunda en discordia, Polycom, ha registrado tanto descenso secuencial como descenso interanual.

Ninguna zona geográfica ha conseguido crecimiento interanual en videoconferencias. Y algunas como Latinoamérica y EMEA, de hecho, han corrido la misma suerte que Polycom, los sistemas de videoconferencia personal y los equipos de infraestructura de vídeo, con doble descenso.

¿A qué se deben todos estos pasos hacia atrás? “Las caídas trimestrales se deben principalmente a la estacionalidad habitual, con el primer trimestre siendo casi siempre el más débil del año y el cuarto trimestre, el más fuerte”, responde Rich Costello, analista sénior de Infraestructura de Comunicaciones Empresariales en IDC. “Así que el mercado no lo está haciendo tan mal como los números trimestrales podrían indicar”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor