Suecia vigilará las comunicaciones de sus ciudadanos

EmpresasOperadoresRedesRegulaciónSeguridadSupervisión

La sociedad sueca está dividida entre los que apoyan la nueva Ley de Vigilancia que propone el gobierno de centro-derecha y los que la rechazan por considerarla abusiva.

El Gobierno sueco ha desatado la polémica en su país. La culpa la tiene la nueva ley de control de las comunicaciones que se votará hoy en el Parlamento sueco.
La coalición de centro-derecha que actualmente gobierna en Suecia ha lanzado la “Ley de Vigilancia”, que pretende que las autoridades puedan almacenar todos los registros de las comunicaciones de sus ciudadanos. Las llamadas telefónicas, mensajes de texto, faxes, correos electrónicos y hasta el historial de visitas de Internet de los suecos pasaría así a engrosar el fichero estatal.

Así la sociedad sueca está divida entre los que ven con recelo esta nueva medida y los que apoyan al Gobierno y la justifican como medida antiterrorista.
De momento en Suecia la policía ya puede acceder a las conversaciones telefónicas y al tráfico de Internet si hay sospechas de que alguien ha infringido la ley. Con la nueva legislación, la policía tendría acceso a esos datos de forma continuada y por defecto.

Habrá que esperar a que decida el Parlamento sueco para ver si Suecia sigue los pasos de países como EEUU o Reino Unido donde el Gobierno ya vigila constantemente a sus ciudadanos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor