Suiza comenzará a probar los autobuses sin conductor

Innovación
0 0 No hay comentarios

Los vehículos de conducción autónoma comienzan a protagonizar noticias casi cada día, síntoma de que nos aproximamos a buen ritmo al momento en que sean una realidad cotidiana. Hoy te explicamos cómo una pequeña flota de microbuses quiere encargarse el próximo año del servicio de transporte de pasajeros en la Confederación Helvética.

Será en primavera de 2016 cuando microbuses sin conductor con capacidad para 9 pasajeros comiencen a circular por algunas zonas de Suiza cubriendo determinadas rutas de transporte colectivo público en el cantón de Valais. Será el primer paso en una iniciativa que se prolongará a lo largo de dos años para comprobar el funcionamiento de este tipo de transporte autónomo en condiciones de tráfico real.

Detrás del proyecto está la start up BestMile, creada por dos alumnos del Instituto Federal de Tecnología suizo de Lausana, en colaboración con la empresa suiza de autobuses PostBus. Los alumnos, Anne Koymans y Raphaël Gindrat, afirman que la tecnología que han desarrollado permite supervisar de modo remoto flotas de vehículos autónomos de la misma manera que se hace con los vuelos desde la torre de control de un aeropuerto.

Hasta ahora habíamos accedido a información sobre proyectos de similar naturaleza provenientes de los propios fabricantes de automóviles y enfocados al uso particular de los automóviles autoconducidos. Empresas tecnológicas como Apple, Google o Tesla por un lado y marcas tradicionales del motor como Mercedes, Nissan o Volvo mantienen proyectos en desarrollo en este sentido, por lo que resulta especialmente llamativo esta aproximación desde los transportes colectivos públicos.

bus suiza

Las autoridades suizas de transporte apoyan la iniciativa pero también aclaran que con ello no se busca reemplazar a los conductores sino ofrecer alternativas a determinadas necesidades a través de estos microbuses eléctricos capaces de identificar obstáculos y adaptarse a las circunstancias del entorno. Se pretende así completar automatizadamente tramos conocidos como “el último kilómetro”, el trecho que separa a los pasajeros desde las paradas de tren, tranvía, metro o autobús de la propia calle donde viven.

vINQulo

The Local

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor