Sway: a Microsoft tampoco le gusta PowerPoint

Fabricantes de SoftwareProyectos

El concepto ochentero de los “pogüerpóin” ha ido quedando cada vez más obsoleto gracias a herramientas como Prezi, capaces de ampliar hasta el límite de la imaginación las posibilidades en la exposición de ideas, proyectos, información… la primera que ahora parece dispuesta a sacudirse ese cliché de encima es la propia Microsoft, creadora del estándar de facto, y para ello nada como olvidarse hasta del nombre de la aplicación. Comienza la era de Sway.

Tan sencillo como arrastrar fotos y vídeos sobre un proyecto de presentación… sobre el que podemos acumular también diversos tipos de archivos que tengamos en nuestro equipo (ordenador, tablet…) así como otros procedentes de Facebook, Twitter, YouTube o de cualquier espacio de almacenamiento virtual en la Nube.

Con una sencillez máxima en la confección de la presentación, Sway pretende ampliar el número de usuarios que empleen esta herramienta, y a tal fin en uno de los vídeos promocionales de la aplicación se muestra una niña que lo utiliza para elaborar un trabajo para mostrar en el colegio y aunque siempre suele recurrirse al ejemplo de “tan sencillo que hasta un niño podría utilizarlo” y de hecho en estos días casi sería más apropiado decir algo del estilo de “tan sencillo que hasta un no nativo digital podría utilizarlo” lo cierto es que la forma en la que Microsoft ha ideado el método para ir agregando contenido y dándole forma a la sucesión de los mismos (así como la variedad de documentos utilizables) sí que parece haber avanzado varios pasos, y no pequeños, como demuestra el siguiente vídeo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=Jw-g6IuBVJE#t=66[/youtube]

Haciendo gala de un modo de empleo muy intuitivo y facilitando la modificación de plantillas, estilos y fondos (incluso con una opción que casi nos recordará al “voy a tener suerte” del buscador Google) si quedaba alguien a quien se le resistiese la a veces ingrata tarea de elaborar presentaciones atractivas, con Microsoft Sway cada vez tenemos menos excusas para mantener realmente atento al público y que no nos suceda como a aquel ponente a quien preguntaron “¿necesita micrófono o va a poner un PowerPoint?”.

vINQulo

Sway

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor