T-Mobile y Orange se fusionarán en el Reino Unido

CloudEmpresasMovilidadProveedor de ServiciosProyectosRedes

Las subsidiarias de Deutsche Telekom y France Telecom se convertirán en la primera operadora con una base de casi 30 millones de clientes, desplazando a O2 (filial de Telefónica) y Vodafone.

Deutsche Telekom y France Telecom, propietarias de T-Mobile UK y Orange UK, han anunciado que fusionarán estas dos operadoras en el Reino Unido, dando como resultado el mayor operador móvil del conglomerado Británico.

Uniendo todos sus clientes, se haría con una cuota de mercado del 37%, es decir, 28,4 millones de clientes. Esto supondría que desplazaría a O2 (filial de Telefónica) a la segunda posición, mientras que Vodafone pasaría al tercer lugar.

redes.jpg

Este movimiento se espera que mejore y expanda la cobertura actual de sus redes y aumente la calidad de los servicios 2G y 3G tanto en interiores como en exteriores. Además, otro de los objetivos de la fusión sería el de reducir costes al eliminar infraestructuras duplicadas, pero lógicamente también perjudicaría a la fuerza de trabajo, que se vería recortada.

Timotheus Hottges, CFO de Deutsche Telekom, ha remarcado que “nos convertiremos en líder del mercado. Nuestros clientes se beneficiarán de muchas formas, como por ejemplo de la mejor banda ancha móvil de Gran Bretaña. En el segundo mercado más fuerte de Europa conseguiremos un futuro claro y fuerte para T-Mobile UK”.

No obstante, el proceso de fusión será largo y durante los primeros 18 meses se seguirá manteniendo la imagen de marca de las dos operadoras, tiempo en el que se tomarán las decisiones finales.

Analistas de la firma Ovum, han destacado que “la entidad resultante no sólo se convertirá en líder de este mercado, sino que además generará un mayor beneficio, el cual situamos en más de 1.000 millones de dólares para 2014”.

Esta importante iniciativa llega algunos meses después de que Vodafone y Telefónica (que adquirió a la operadora O2) competidores en nuestro país, llegaran a un acuerdo en el Reino Unido y otras localizaciones para compartir sus redes de telecomunicaciones y reducir de esta forma costes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor