‘Hibridizarse’ para sobrevivir, el futuro que le espera a las tabletas

MovilidadPortátilesTabletas

IDC prevé que el ganador indiscutible en tabletas desmontables será Windows, con casi un 75 % de cuota mundial en 2020.

Que el volumen de tabletas vendidas se reducirá este año no debería sorprender a nadie, teniendo en cuenta la espiral descendente en la que se ha sumergido este segmento durante los últimos tiempos. Pero parece que la mala racha no durará mucho.

Según IDC, el mercado de tabletas retornará a la senda del crecimiento en años venideros gracias a la apuesta que están haciendo los fabricantes por los dispositivos híbridos. Esto es, por las tabletas que se venden en combinación con un teclado y que, por tanto, pueden funcionar tanto a modo de tableta tradicional como de portátil. Son lo que IDC denomina tabletas desmontables, que pasarán de los 16,6 millones de envíos en 2015 a los 63,8 millones en 2020.

“Todo el mundo en la industria reconoce que los ordenadores personales tradicionales como ordenadores de sobremesa y portátiles serán potencialmente reemplazados por desmontables en los próximos años y por eso vamos a ver cómo este año se introduce una gran cantidad de nuevos productos”, adelanta Jean Philippe Bouchard, director de investigación sobre tabletas en IDC, que apunta al papel de “nuevos participantes, como Alcatel y Huawei, que proceden del espacio móvil”. Mientras, el director de programa para IDC Worldwide Quarterly Mobile Device Trackers, Ryan Reith, explica que esta tendencia hacia los desmontables “traerá el primer impacto significativo de los dispositivos basados ​​en Windows que el mercado de las tabletas haya visto”, sobre todo “en dispositivos con pantallas de entre 9 y 13 pulgadas”. Y es que los gadgets con 9 pulgadas como mínimo son los que tienen mayores perspectivas de éxito.

Si los cálculos de IDC están en lo cierto, Windows estará presente este mismo año en más de la mitad de las tabletas desmontables. En 2020, su cuota será de casi el 75 %. Se prevé que, mientras tanto, la participación de iOS se desplome y la de Android permanezca prácticamente sin cambios.

“Hasta que no veamos un día en el que se introduzcan lo táctil para Mac OS X y caminos que acerquen a Android y Chrome más estrechamente, creemos de Windows seguirá siendo la opción lógica para los productos desmontables”, sentencia Reith.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor