Las empresas están fallando a la hora de incorporar talento en ciberseguridad

CiberguerraGestión EmpresarialSeguridadTrabajoVirus
0 12 No hay comentarios

Las nuevas generaciones con habilidades hacker podrían poner “en jaque al sector, elevando la amenaza de la ciberdelincuencia si no se les incorpora y se les da oportunidades de prosperar”, advierten desde Kaspersky Lab.

Los jóvenes, cada vez más tecnologizados, podrían convertirse en la solución eficaz para la escasez de talento en ciberseguridad. Pero las empresas no estarían aprovechando la oportunidad.

Así lo considera la firma de seguridad Kaspersky Lab, que ha llevado a cabo un estudio con el que ha descubierto que los menores de 25 años “ya están habituados al impacto de los ciberataques a gran escala”, de modo que la preocupación no es el sentimiento imperante entre ellos cuando se produce una acción de este tipo. De hecho, en España, hasta un 66 % de los jóvenes califica de “impresionante” la habilidad hacker. Son más incluso (86 %) los que no se muestran incómodos ante personas que dominan dicha habilidad.

Kaspersky Lab señala que un número importante de jóvenes es capaz de aplicar ciertas técnicas como ocultar su dirección IP, algo en lo que es experto un tercio de ellos. Pero, ¿para qué estarían dispuestos a usar sus conocimientos? La respuesta está disputada, y no siempre es propicia a la seguridad. Un 10 % de los españoles consultados los pondría en práctica para divertirse, un 18 % optaría por actividades opacas y un 22 % se serviría de lo que sabe para beneficiarse económicamente.

A día de hoy, parece que sólo 1 de cada 4 ha pensado en la posibilidad de dedicarse al área de ciberseguridad.

“La industria y el sistema educativo deben esforzarse más por contratar a esta generación más joven de ciberprofesionales. Las señales de advertencia resultan evidentes”, indica Eugene Kaspersky, presidente y director ejecutivo de Kaspersky Lab. “La frecuencia y el perfil de los ciberataques de adolescentes aumenta con la competencia de cada generación, así como con la disponibilidad inmediata del software malicioso como servicio”.

Este directivo insiste en que “existe una carencia de habilidades a la que deben hacer frente tanto la industria como el sistema educativo” para “animar a los jóvenes a que accedan a un puesto de trabajo en el ámbito de la ciberseguridad. Esta generación está más cerca de la tecnología que las anteriores, y pronto pondrán en jaque al sector, elevando la amenaza de la ciberdelincuencia si no se les incorpora y se les da oportunidades de prosperar. Su talento se debe aprovechar y desarrollar en beneficio de la sociedad”.

Se calcula que, si nada cambia, para 2020 ya habrá un déficit de 1,5 millones de profesionales en temas de seguridad.

Desde Kaspersky Lab advierten que “las empresas españolas no canalizan los intereses y el talento de los jóvenes en este ámbito“. De hecho, “muchas no tienen ningún puesto de ciberseguridad”. Unos dos tercios se dedican a acometer promociones internas o a aplicar contratos externos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor