Tecnología española para las elecciones

CloudEmpresas

Con el trasfondo de las elecciones europeas, repasamos el papel de compañías españolas como Scytl, Indra, Vector ITC o Base 100 en el desarrollo de soluciones de voto electrónico e información electoral.

Cuando el fondo de inversión de Paul Allen, cofundador de Microsoft, invirtió 40 millones en Scytl, muy pocos sabían aún quién era o qué hacía dicha compañía. Sin embargo, la empresa ya era líder mundial en voto electrónico.

Scytl nació en 1994 como spin off de la Universidad Autónoma de Barcelona, siendo pionera en Europa en el desarrollo de protocolos criptográficos para la seguridad del voto electrónico, como se explicaba en Emprendedores. En aquella época, el voto online aún quedaba muy lejos, pero la experiencia acumulada y la tecnología desarrollada hasta el momento en el que el e-voting comenzó a implantarse le sirvió para convertirse en referente mundial.

Actualmente, tiene presencia en 15 países y clientes en 35 naciones de todo el mundo, con destinos tan variopintos como Estados Unidos, Suiza, Reino Unido, Francia, Noruega, México, Emiratos Árabes, India, Filipinas, Australia, Argentina o Perú.

No sólo ofrece voto remoto, sino que también cuenta con soluciones de modernización electoral para las todas tareas que envuelven al proceso electoral, como formación online para quienes trabajarán en los comicios, creación del registro de votantes en los países en los que no hay censo electoral, recuento de votos, comunicación de resultados… Y también ofrece soluciones para votaciones en el ámbito privado, como en juntas de accionistas, elecciones en universidades, votaciones de asociaciones profesionales, etc.

En las elecciones de hoy tendrá un papel muy relevante Indra, que se adjudicó el escrutinio de las elecciones europeas en nuestro país, como recogía Cinco Días. La empresa se encarga del escrutinio provisional y difusión de los datos, así como de la integración de los resultados definitivos en la base de datos del Ministerio de Interior. Además, da apoyo informático a las juntas electorales. Y también ha creado una app para facilitar el seguimiento de los resultados desde dispositivos Android y iOs.

La compañía no es nueva en estas lides, puesto que ya ha participado en 350 comicios en más de 25 países de todo el mundo. Alguno de ellos, especialmente complicado. Por ejemplo, se adjudicó la organización de las elecciones celebradas en Irak el pasado mes de abril. El acuerdo incluía el suministro de equipamiento electrónico y biométrico para el registro de votantes, como informaba El País.

Otra par de empresas españolas, Vector ITC Group y Base 100, han colaborado con el Ministerio de Interior para desarrollar una web electoral para las elecciones europeas. Esta plataforma permite localizar y centralizar la información, ofreciendo a los ciudadanos y las instituciones implicadas –Delegaciones y Subdelegaciones de Gobierno- un acceso rápido e interactivo. La web recoge todo tipo de datos: calendario, modalidades de voto, formaciones políticas participantes, funciones de los miembros de mesa, etc. Y también se pueden descargar los impresos necesarios en formato electrónico.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor