Tecnología barata… mejor que última generación y calidad asegurada

Empresas

El mercado japonés oscila: los prescriptores en tecnologías punteras se pasan a las TIC más económicas.

El mercado japonés es uno, por no decir el, de los prescriptores en aparatos de nuevas tecnologías. Portátiles, netbooks, aparatos musicales… Todo se prueba en el laboratorio que supone Japón para las compañías: si este mercado asume la apuesta de mercado de las firmas, los demás poco tardarán en caer.
La situación podría cambiar de tercio. Los japoneses están cada vez más preocupados por el precio, que mueve a la calidad y la ingeniería de última generación como la característica más valorada a la hora de adquirir un nuevo producto tecnológico, como publica San Jose Mercury News.
De este modo, el mercado nipón podría perder una de las principales características que ofrece a las compañías. “Los japoneses son aún quisquillosos con la calidad, pero empiezan a dar más fuerza a mirar el precio”, explica un analista al diario.
De hecho, esta situación ya estaría afectando a compañías de toda la vida y fuertes en los últimos años, como Sony, para favorecer a aquellas más pequeñas que priman el precio.
“Marcha perfectamente y al mismo tiempo es muy pequeño y barato”, apunta al periódico el comprador de una de estas soluciones tecnológicas más baratas.
El ahorro se impone en tiempos de crisis hasta en el mercado más preocupado por estar a la última.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor