Bots, realidad aumentada y otras tecnologías personales que tu empresa debería abrazar ya

Empresas

En el caso de la realidad aumentada (y la realidad virtual), Gartner destaca que proporcionan “una experiencia de inmersión” y “un compromiso más profundo en el lugar de trabajo”, lo que “puede abrir la puerta a un cambio de comportamiento”.

La tecnología de consumo utilizada a nivel personal puede aprovecharse para los negocios. Y, de hecho, existe una serie de tendencias o de tecnologías que están pasando por un proceso de consumerización en estos momentos que los expertos recomiendan adoptar con “un enfoque proactivo”.

Una de ellas consiste en el conjunto de realidad aumentada y realidad virtual que interesa ya a los principales representantes de la industria con gafas de creación propia y demás invenciones. “Una experiencia de inmersión para el usuario permite un compromiso más profundo en el lugar de trabajo y puede abrir la puerta a un cambio de comportamiento”, señala al respecto Brian Blau, vicepresidente de investigación de Gartner. Blau explica que un casco de realidad virtual podría convertirse en sustituto ideal para los escáneres.

Pero también hay otras opciones para pasar de lo personal a lo empresarial. Por ejemplo, con los tan en alza wearables y con los dispositivos de Internet de las Cosas llenos de sensores. Aquí la base para su adopción viene ratificada por las propias predicciones de venta, que hablan de 227 millones de wearables vendidos en todo 2020 y de 1 millón de dispositivos IoT comprado cada hora durante 2021. Se espera que los smartwatches y otros gadgets se vuelvan menos aparatosos con el paso del tiempo y que sean capaces de anticipar necesidades, mientras que los sensores IoT también facilitarán el “mantenimiento predictivo”.

Una cuarta tecnología la constituyen los asistentes personales virtuales o lo bots, llamados a revolucionar la forma en la que nos relacionamos con las aplicaciones. Para Gartner este tipo de asistentes “se convertirá en el enlace vital para los consumidores y, más tarde, para los usuarios de negocios a la hora de simplificar el acceso a sus aplicaciones, datos y contenido”, mejorando la experiencia de cliente final.

Por último, también hay que tener en cuenta los avances que se están acometiendo en visión y temas de cámaras avanzadas con funciones de enfoque automático, gran angular, las imágenes en 360 grados o las capacidades multilente, que deberían dar paso al reconocimiento de personas a partir de su rostro (o incluso de su voz), a una colaboración más eficiente o a las “reuniones inmersivas en remoto”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor