Teddy Bautista: “La piratería es una quiebra de la moral que vertebra el Estado de Derecho”

Empresas
Eduardo Bautista // Foto Foro Nueva Economía

“Las ideas son más valiosas que el capital y las máquinas”, ha defendido el presidente de la SGAE.

Al siglo XVIII se ha remontado Eduardo Teddy Bautista esta mañana en el último desayuno del Foro Nueva Economía para ejemplificar sus argumentos de defensa de los derechos de propiedad intelectual.

El presidente de la SGAE ha recordado la Revolución estadounidense y la consiguiente redacción de su Constitución se convirtieron en la defensa de los derechos básicos; “basado en la justicia para todos, la igualdad de oportunidades”. “El derecho de autor era una de las piezas fundamentales de ese naciente ecosistema”, explicó, ya que se convirtió en el sostén de la libertad de expresión.

Bautista ha defendido el copyright como base de la libertad de expresión, “ya Voltaire nos recuerda que todo filósofo de la Corte deviene esclavo del primer oficial de la corte”, y como reconocimiento del trabajo “valioso” que realizaba el autor. Idea que en España no acaba de cuajar, por la concepción romántica y mediterránea de que la obra llega, señaló, de las musas. El autor vive así “de esa inspiración sin que necesite sastifacer las necesidades básicas del resto de los ciudadanos”.

Cada autor que emprende un proyecto es un innovador”, ha defendido Bautista, quién ha defendido el papel de los autores en la recuperación económica. “Hoy es más verdad que nunca que las ideas mueven al mundo”, ha señalado el presidente de la SGAE. “Las ideas son más valiosas que el capital y las máquinas”. “España debe competir por atraer capital innovador”, ha reclamado.

“España tiene grandes cualidades para liderar varios sectores, uno de ellos el cultural”, ha apuntado. Bautista ha subrayado el potencial del mercado hispanohablante como consumidor y ha recordado que un tercio de los europeos puede hablar ya en castellano. “Hay gente que habla esta lengua bella y compleja por placer”, aseveró, recordando que esos hablantes son una plataforma “envidiada por los competidores” para lanzar productos culturales. Hay que seguir la senda de Reino Unido, donde se crean productos atractivos que el Gobierno estimula, y de Francia, que han mantenido gobierne quien gobierne una política de Estado cultural, ha defendido Bautista.

La situación actual no gusta a Bautista. “Estamos poniendo en riesgo los logros que se han alcanzado”, denunció, como, ejemplificó, con la industria del libro, con el peso mundial que da ser la cuarta potencia editorial del mundo. ¿Serán los libros las próximas víctimas de la piratería?, le preguntaron en el turno de preguntas a Bautista. “Los libros ya son vícimas”, señaló. “Aquí no se salva nadie, no seamos ingenuos”, apuntó destacando como la próxima víctima serán “los productos farmacéuticos”. La piratería genera una competencia desleal, que “desvertebra, desmonta el Estado de Derecho; es una quiebra de la moral que vertebra el Estado de Derecho”.

Papel SGAE

“Existe una opinión pública que desconoce y critica la labor de las sociedades de autores”, ha lamentado Bautista. La SGAE representa, según los datos que ha facilitado durante el desayuno de prensa, a 80.000 autores musicales, a 12.000 directores y guionistas de cine y a 4.000 dramaturgos.

“Esto de que no se sabe qué hacemos con el dinero es una leyenda urbana”, afirmó, al tiempo que recordó que están auditados y que publican en su site oficial sus cuentas. Durante el primer semestre del año, la SGAE nombrará un defensor del cliente, al tiempo que arrancará, en el marco de su plan 2011-2014, una serie de acciones de educación y de acercamiento a la sociedad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor