Telefónica entra en la batalla de precios

EmpresasOperadoresRedes

La operadora asegura haber escuchado a los clientes y presenta una nueva estrategia para España con precios agresivos, simplificación de la oferta y reducción del catálogo de terminales.

Luís Miguel Gilpérez, máximo responsable de negocio de Telefónica España, intentó dejar claro que lo que iban a presentar no era únicamente una bajada de precios, aunque lo que la compañía acaba de presentar en su flagship store en Madrid es definitivamente eso. “Esto no es bajar los precios”, aseguró Gilpérez ante los medios de comunicación, en una de las ruedas de prensa más masivas de los últimos meses del mercado teleco en España, “es algo más importante que eso”.

Telefónica ha escuchado a sus clientes, prometen sus directivos, y ha lanzado un nuevo abanico tarifario, más sencillo y más barato, al tiempo que han reducido el número de terminales en su portfolio, para simplificar qué le ofrecen al consumidor. La nueva apuesta, asegura Luís Miguel Gilpérez, es “el trabajo de haber escuchado al principial activo de Telefónica, sus clientes”.

“Telefónica quiere hablar del cliente completo”, ha afirmado Gilpérez. La compañía busca ya no un usuario en móvil, uno en ADSL y el clásico de línea fija: la operadora quiere al consumidor multiproducto y quiere convertir a sus clientes de internet en usuarios de sus servicios móviles. Quienes ya han contratado servicios de conexión a internet o lo harán, tendrán un descuento de 5 euros en sus tarifas en móvil. Telefónica quiere “premiar” así a sus clientes. La compañía es quien tiene el mayor parque de consumidores en internet así que el movimiento, aunque premio, es también una clara maniobra para transladar su dominio en un mercado hacia otro en el que no les queda más remedio que reforzar posiciones, a tenor de los resultados de las diferentes notas mensuales que la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones presenta sobre número de usuarios de las diferentes compañías del sector.

Además de este descuento para clientes de internet, Telefónica ha presentado una horquilla tarifaria para sus clientes que “va a cubrir todo el espectro de clientes del mercado español”, ha prometido Gilpérez, que ha recordado en múltiples ocasiones la españolidad de la compañía. “Somos una compañía de los españoles, hecha por españoles y para los españoles”, ha arrancado su parte en el encuentro con medios Gilpérez y ha repetido en múltiples ocasiones.

Las nuevas tarifas móviles de Telefónica se adaptan, aseguran, a las necesidades de cada cliente. Para empezar, los clientes de la compañía tendrán SMS personales ilimitados gratis cuando contraten los paquetes “Hablar y Navegar”. Hablar y Navegar permite contratar desde 500 MB de navegación por 15 euros. Para aquellos que sólo quieren hablar, el abanico de tarifas empezará en los 6 céntimos de euro el minuto (igualando algunas de las tarifas de las operadoras más competitivas) y contarán también con planes de minutos por una tarifa preestablecida. Internet saldrá para ellos a 1,9 euros el día.

Para aquellos que no quieren una tarifa empaquetada, Telefónica propone la posibilidad de construir ellos mismos su paquete, partiendo de precios por minuto, precios por mensaje y otras ofertas.

“Pero no se queden con las ofertas”, ha rogado Gilpérez, “quédense con el mensaje que es el de una Telefónica que escucha a sus clientes”.

Las nuevas tarifas llegarán el 10 de noviembre, a través de los habituales canales de venta de Telefónica.

Reducción de portfolio

En el camino hacia la sencillez, Telefónica se lanzará también a reducir el número de terminales disponibles en su portfolio. Movistar cuenta ahora con un abanico de opciones en dispositivos que llega hasta a abrumar a sus compradores, que a veces sólo quieren un teléfono y poco más.

La operadora apuesta así por una “reducción de gama”, como explicó el presidente de Telefónica Europa, José María Álvarez Pallete. Son los que más teléfonos tienen pero no le sacan partido en comparación con su competencia, confesó. “El tener tantos terminales no nos está dando una ventaja competitiva”, aseguró. “Somos demasiado complejos”.

Telefónica quiere quedarse con un catálogo de 100 entradas.

¿Fin de la permanencia?

Uno de los elementos que más molestan a los clientes, como le recordó uno de los periodistas presentes a los directivos de Telefónica, son los contratos de permanencia. ¿Eliminará Telefónica en esta nueva estrategia las subvenciones de terminales? No han dicho no, tampoco han dicho que vayan a continuar como hasta ahora.

“Al igual que todo el mundo tenemos un porcentaje de la base con contrato de permanencia”, reconoció Gilpérez, pero no es algo que vayan a trabajar en ampliar. “En el mercado existen, son compromisos mútuos entre clientes y operadoras” pero en el futuro estudiarán “reducir o eliminar” a sus clientes “estas ataduras”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor