Telefónica perderá la exclusividad del iPhone en Reino Unido en octubre

OperadoresRedes

T-Mobile ya está haciendo acopio de smartphones en terceros países para distribuirlos entre sus mejores clientes en Gran Bretaña.

Telefónica podría perder al teléfono estrella en uno de los mercados más atractivos. Su filial en Reino Unido, O2, perderá la exclusividad sobre el iPhone, el teléfono inteligente de Apple, el próximo octubre, momento en el que la competencia podría aprovechar para convencer a Cupertino de abrir la mano en el reparto del smartphone.
La fecha de fin del acuerdo exclusivo de dos años es inminente, como publica Financial Times, aunque por el momento nada está dicho o cerrado sobre qué pasará tras el último día de relación de las dos compañías. Según el diario económico, al menos una firma de la competencia ya ha iniciado el acercamiento a Apple.
“Tenemos un acuerdo de exclusividad de varios años con Apple que se mantiene vigente y ambas partes estamos muy contentas con él”, ha sido lo único que han apuntado desde O2 a Financial Times.
Las cosas podrían ponerse complicadas para la operadora española, puesto que según otras fuentes otras compañías ya han empezado a hacer acopio de teléfonos inteligentes. T-Mobile, la filial movil de Deutsche Telekom en el país y una de las compañías cuyo nombre aparece en los vaivenes de compra venta del sector teleco, está, según The Register, haciendo acopio de iPhones en terceros países para distribuirlos entre una suerte de casta privilegiada de su clientela.
Además de este rumor, y tal y como recuerda Financial Times, otras compañías ya se han pronunciado sobre el precio a pagar por no haber conseguido el matrimonio con Apple: el máximo responsable de Vodafone, Vittorio Colao, aseguraba que no vender el iPhone estaba dañando los resultados de su filial británica.
El fin de la exclusividad podría propiciar el alumbramiento de nuevos tiempos para el iPhone en Gran Bretaña. Por ahora, el terminal se vende ligado a exclusividad de operadora en todos los países, menos en Francia. En el país vecino un tribunal determinó que la venta por una única compañía del teléfono inteligente iba en contra de las leyes de mercado y obligó a la liberalización del mismo.
“Si se confirma la decisión en Francia, desde luego deberían tomar nota los reguladores en otros países”, alertaban antes de la confirmación de la decisión desde Orange España a Silicon News. Si la exclusividad acaba de Gran Bretaña, más que los reguladores habrán sido las propias normas y peleas de mercado las que hayan acabado en otro lugar con la venta limitada del teléfono más deseado de Cupertino.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor