Telefónica, a por el 100 % de Canal+

Empresas

No se conforman en Telefónica con sumar su 22 % en Canal+ al 56 % que ofrecieron comprar a PRISA, ahora también anuncian la voluntad de quedarse con la participación  accionarial que está en manos de Mediaset de manera que queda más que claro su intención  de hacerse con la totalidad del canal de pago.

Tal y como te relatábamos recientemente aquí en The Inquirer, Telefónica (que ya tenía un 22 % de Canal+) realizó una suculenta oferta a PRISA por el 56 % que esta tenía de la sociedad propietaria de la conocida televisión de pago vía satélite. La operación está aún pendiente de concluir pero el operador telefónico va a por todas. No de otra manera puede entenderse la oferta vinculante que ha presentado Telefónica a Mediaset para adquirir el 22 % que la empresa hispanoitaliana posee en Canal+. La suma llega al 100 % con lo que Telefónica ya no es que quiera controlar Canal+, es que quiere tenerlo entero para ella sola.

El precio que pagaría Telefónica por ese 22 % de Mediaset en el accionariado de Canal+ sería 295 millones de euros, pudiendo aumentar hasta en 60 millones adicionales en función de la evolución del número de clientes durante los cuatro años siguientes a la operación.

Esos 295 millones se sumarían a los 750 que ya ofreció Telefónica a PRISA por su 56 % en Canal+, debiendo renunciar Mediaset a su derecho de adquisición preferente sobre las mismas.

Canal+ nació en 1989, tiene más de 1,6 millones de abonados que pagan una media mensual de 43 €, teniendo la cadena de pago vía satélite unos ingresos durante 2013 de 1.166 millones de euros con un beneficio de explotación antes de impuestos de 28 millones de euros. Para Telefónica hacerse con la totalidad de Canal+ le permitiría convertirse en una plataforma digital de telecomunicaciones global, diferenciándose de sus rivales al poder ofrecer servicio propio de fibra óptica, telefonía móvil y televisión vía cable y satélite, una estrategia que no ha sentado nada bien en sus competidores Vodafone y Orange. Lo cierto es que Telefónica se asegura con la compra de Canal+ el acceso a un jugoso mercado de contenidos de calidad, algo clave en un momento en que los operadores comienzan a conceder más importancia a este mercado.

Analistas como Fidentis explican la interesante jugada para Telefónica puesto que a pesar de los 1.400 millones de euros de coste de la adquisición de Canal+ la propiedad sobre el 100 % de la cadena le permitirá acceder a alrededor de 750 millones de euros en forma de créditos fiscales que le permitirían amortiguar el impacto de la compra. También puntualizan desde Kepler Cheuvreux que la oferta realizada a Mediaset es cuantitativamente superior a la efectuada anteriormente a PRISA porque con el paquete accionarial de la primera en Telefónica se aseguran el control total sobre Canal+

La operación queda a la espera de recibir en primer lugar la conformidad de la junta de accionistas de Mediaset, que se reúne en las próximas horas para valorar la oferta. Podrían no obstante rechazarla y tratar de llegar a un acuerdo con Telefónica para continuar como accionista minoritario. En caso de aceptar aún faltaría el visto bueno de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) así como de las autoridades comunitarias, dado el importe de la adquisición.

vINQulo

El Economista

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor