Telefónica recurrirá la decisión de la CMT que obliga a abrir infraestructuras, a un precio fijado

OperadoresRedes

La operadora asegura que los acuerdos firmados con la competencia ya funcionan bien.

Telefónica no está conforme con las decisiones de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que le obligarán a abrir su red de fibra óptica a la competencia y para lo que además ya se ha puesto un precio. La compañía recurrirá, por tanto,  la decisión del organismo.
“Los acuerdos bilaterales que tenemos con nuestros competidores para compartir infraestructura han funcionado bien”, explica un portavoz de Telefónica a la agencia Reuters, “y no vemos necesaria una regulación hasta el último detalle”.
Los precios fijados por la Comisión han tomado como puntos de referencia las tarifas de las operadoras de otros países del entorno, como Portugal Telecom o France Telecom, y los propios precios que hasta ahora imponía Telefónica, dueña y señora hasta el momento de establecer las tarifas mayoristas que desease.
La cantidad a pagar por este acceso podría ser otro de los puntos calientes del desencuentro entre la compañía y la CMT. Según explican fuentes del sector a Reuters, las cifras de la Comisión son más bajas que las que hasta ahora venía cobrando Telefónica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor