Telefónica y Vodafone hablan de oportunidades, pero piden las mismas reglas para todos

OperadoresRedes

“El futuro debe ser saludable para todos y no solo para unos pocos”, ha dicho Vittorio Colao.

Especial desde Barcelona

La primera gran conferencia del MWC 2016 la han protagonizado los operadores de telecomunicaciones.

César Alierta, presidente de Telefónica; Vittorio Colao, CEO de Vodafone y Shang Bind, presidente de China Mobile, se han subido sobre el escenario para hablar del negocio de las Telecomunicaciones. En esta ocasión no ha habido lugar para el debate y por tanto, las intervenciones no han dado lugar a declaraciones polémicas, ni demasiado reseñables.

Eso sí, los tres gigantes han hablado de futuro, y han coincidido en que ese futuro pasa por la transformación digital… de los propios operadores.

“El valor de las teleco está en riesgo”, ha alertado el ejecutivo chino en su intervención. “Hay que adoptar nuevos modelos de negocio”, ha animado.

Y en efecto, ya están dando pasos. Las teleco evolucionan hacia compañías TI, y sus modelos de negocio ya incorporan conceptos como Cloud, Big Data, redes definidas por software, movilidad y sobre todo IoT.

No es casualidad que la edición de 2016 haya escogido el lema “Mobile is everything”.

En efecto, los tres ejecutivos han hecho referencia a estas siglas en sus presentaciones. Alierta ha hablado de las oportunidades para segmentos verticales y de la cara más filantrópica de la digitalización: la reducción de la brecha digital en países desfavorecidos. A los beneficios en segmentos como la educación y la sanidad Colao ha añadido las smartcities y la sostenibilidad medioambiental.

En términos de negocio, ha matizado el chino, esto obliga a los operadores a ofrecer servicios a nivel masivo y fácilmente escalables, a proporcionar unas conexiones de gran calidad y la oferta de un potente ecosistema de aplicaciones.

Para el CEO de Vodafone, esta nueva realidad que ya empieza a forjarse es el de la sociedad Gigabit. La ponencia del ejecutivo ha girado en torno a este concepto que beneficiará “a la empresa, al consumidor, pero sobre todo al planeta”.

Pero esto tiene un coste.

Igualdad de condiciones

Colao ha dicho que entre 2014 y 2016 Vodafone invertirá un total de 19.000 millones de libras esterlinas en el despliegue de 4G, redes de fibra óptica, tecnología para redes definidas por software, seguridad e investigación para 5G.

Este último comentario ha sonado a puya, sobre todo tras los constantes cruces de declaraciones que han escenificado operadores y OTT sobre la propiedad de las redes, sobre quién invierte y quién no, sobre quién las despliega y quién proporciona servicios sobre las mismas, sobre quién acata el exigente marco regulatorio y sobre quién se beneficia del mismo.

Colao ha pedido más políticas fiscales favorables para la industria teleco, una arena en la que competir sin posiciones dominantes y un marco regulatorio que favorezca la competencia. “El futuro debe ser saludable para todos y no solo para unos pocos”, ha dicho.

Alierta también lo ha hecho, aunque ha sido más escueto. El ejecutivo, que ha utilizado un tono muy duro para referirse a competidores como Google, se ha mostrado mucho más comedido en esta ocasión y sólo ha pedido la aplicación “de las mismas reglas” para todos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor