Telefónica O2 vende su antigua sede en Praga

Empresas

La filial checa de la compañía obtendrá una plusvalía de 11 millones de euros por la operación.

Gracias a un acuerdo con Prazská správa nemovitostí y Central Group, la filial checa de Telefónica O2 se desprenderá de su antigua sede en Praga y de otros dos edificios, en una operación que le generará una plusvalía extraordinaria de 300 millones de coronas checas (unos 11 millones de euros).

El edificio principal, ubicado en la Calle Olsanská 4, tiene una superficie de 12.500 metros cuadrados, mientras que los otros se encuentran en los números 3 y 5 de la misma vía. En la actualidad, la empresa ya no ocupaba ninguna de esas sedes.

La venta de los inmuebles forma parte de una estrategia de la operadora, que busca concentrarse en la eficiente utilización de los activos que necesita para desarrollar su actividad principal. Por eso, sólo mantendrá bajo su posesión los edificios de “interés estratégico” o que presentan un alto grado de ocupación.

El consejero delegado y presidente del consejo de Telefónica O2 Czech Republic, Salvador Anglada, comentó a Europa Press: “Espero que el impacto financiero de la operación se refleje principalmente en el primer trimestre de 2009”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor