Telefónica podría verse obligada a abrir sus rutas de cable submarino

OperadoresRedes

La CMT estudia la posibilidad de obligar a la compañía a abrir diez rutas entre la Península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

La CMT estudia la posibilidad de obligar a Telefónica a abrir las diez líneas de cable submarino que conectan, entre ellas o con la Península, a Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla.
Telefónica podría verse obligada a alquilar su red de cable a “unos precios razonables”, facilitando así la entrada de competidores en este mercado.
El organismo regulador quiere asegurar que todas las operadoras tengan igualdad de condiciones para llevar sus servicios a los territorios extrapeninsulares en los que no hay una alternativa física, más allá de la conexión satélite, a los nexos de unión propiedad de la firma de Alierta.
Desde la Comisión se teme que esta situación convierta a los diez cables en un cuello de botella con un impacto negativo en la libre competencia. Además, la CMT destaca como en las islas como en Ceuta y Melilla la cuota de mercado de Telefónica es superior a la media e, incluso, “en el caso de Ceuta roza el 100%”.
La compañía podría encontrarse así en un nuevo episodio de la guerra en la que ya se encuentra sumida con otras operadoras sobre si debe o no debe aumentar la apertura de su red a sus competidoras. Desde Telefónica siempre han insistido, en el caso de las nuevas redes de fibra óptica y el principal caballo de batalla entre unos y otros, en que la situación “es nueva para todos“, por lo que no deberían verse obligados a abrir esta red.
Por el momento, la compañía no ha entrado a valorar la nueva decisión de Telefónica ya que, como recuerdan desde la firma, no se ofrecen en principio juicios de valor sobre las decisiones de la CMT.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor