Teléfono fijo, banda ancha y televisión en España, un atraco a mano armada

Movilidad

Según un estudio de la organización de consumidores OCU, los precios que los españoles pagamos por el llamado “triple play” llegan a duplicar lo que pagan nuestros vecinos europeos.

De hecho, un usuario español puede llegar a pagar hasta 94,39 euros por un paquete básico de televisión de pago, teléfono fijo y banda ancha, mientras que un consumidor francés pagaría 47,9 euros y un portugués, 58,45 euros.

El segundo país con precios más elevados el Gran Bretaña, que aún así tiene unos precios máximos de 80,03 euros, una cifra inferior a la española.

Y ya para colmo, señalan que lejos de ofrecer algún tipo de servicio especial que justifique la diferencia de precios, las operadoras españolas ofrecen peores condiciones, ya que en otros países disfrutan de mayor velocidad y sin apenas límite de descargas.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha llevado a cabo un estudio comparativo en ocho países europeos, exige a la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones que tome cartas en el asunto.

Además, la OCU califica de “atropello” la posibilidad de que desaparezca la tarifa plana y han pedido a las operadoras que “se dediquen a competir para ofrecer buenos precios a los usuarios” y dejen de realizar “movimientos concertados susceptibles de investigación”.


vINQulos

Banda Ancha

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor