Telegram cierra los canales que empleaba el Daesh

Cloud

No es una plataforma de mensajería tan popular como WhatsApp pero cuenta con un público fiel que entre otras cosas valora la seguridad que ofrece en cuanto a privacidad de sus comunicaciones pero también por la posibilidad de crear canales públicos de difusión de mensajes. Al descubrirse que los yihadistas estaban empleándolos como método para comunicarse la reacción no se ha hecho esperar.

La app de mensajería Telegram vende como una de sus mayores virtudes el refuerzo en la seguridad de la comunicación, pero la reacción ha sido fulminante cuando se ha detectado que miembros y simpatizantes del llamado Estado Islámico la estaban empleando para ponerse en contacto y difundir públicamente sus comunicados.

La nueva funcionalidad que se añadió en septiembre permite a los usuarios de Telegram crear canales que facilitan distribuir mensajes a un grupo ilimitado es la que supuestamente se estaría empleando por los yihadistas para comunicarse entre ellos.

La empresa berlinesa que desarrolló Telegram ha anunciado el cierre de hasta 78 canales vinculados al Daesh y además ha anunciado la puesta a disposición de los usuarios de herramientas que faciliten la acción de marcar como “contenidos públicamente objetables” que se compartan a través de la app.

Creada en 2013 por los hermanos rusos Pavel y Nikola Durov, desde Telegram han comunicado públicamente su profundo malestar al descubrir que la plataforma era empleada para que algunos de sus canales públicos difundieran propaganda del Estado Islámico, responsable entre otros horrores de los recientes atentados de París.

Daesh habría trasladado su acción propagandística desde Twitter a Telegram a partir del 26 de septiembre, justo cuatro días después de que esta plataforma anunciase su función de Canales. Alguno de los vinculados con los yihadistas acumulaban más de 16.000 suscriptores antes de ser cancelado. Los grupos publicaban contenidos en inglés, francés, ruso, turco y urdu.

A pesar de las medidas tomadas, Telegram recuerda que las comunicaciones privadas entre sus usuarios continuarán funcionando como hasta ahora, dado que no se va a quebrantar la privacidad de los mensajes directos en chats y grupos cerrados.

vINQulo

BBC

 

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor