“Con la televisión analógica vivíamos mejor”

Empresas

Los consumidores están desencantados con la TDT: siguen viendo mal algunos canales y están cansados de tener que invertir para ver la televisión.

Especial desde Oviedo
“La gente lo añora”, reconoce Alejandro Perales, presidente de la Asociación de usuarios de Comunicación, AUC, en las Jornadas La televisión en otra dimensión que organiza en Oviedo Asimelec. “Con la televisión analógica vivíamos mejor”, parafrasea las quejas de los telespectadores. La TDT y el apagón analógico no cumplieron, por tanto, con las expectativas de los usuarios. Aunque… ¿querían realmente esos telespectadores dar el salto a la televisión digital terrestre? Perales reconoce: la gente no migró hasta que no le quedó más remedio.

Alejandro Perales destaca el lado positivo de la digitalización de la televisión: se han cumplido los plazos y se han realizado los cambios técnicos necesarios. Pero el apagón tiene su lado oscuro. “La gente sigue teniendo problemas de recepción y cobertura”, alerta. “El ciudadano sabe que no ve la televisión aunque no sabe donde está el problema”, señala. Para el presidente de AUC “hay un problema importante” como demuestra que “la gente sigue quejándose”.

“Ha aumentado el número de canales, ha aumentado la oferta”, reconoce Perales, pero luego apostilla que esperaba algo más. Las cadenas de televisión tuvieron beneficios en los últimos años y ahora se ven más que beneficiadas por las emisiones sin publicidad de TVE. “Uno esperaba cierto esfuerzo”, asegura, aunque lamente que no se ha conseguido el mínimo de programación. “Redifusiones, productos de los años 70 o 60, hemos redescubierto la radio visualizada…”, apunta Perales sobre lo que ha llegado a la TDT. Las cadenas de referencia – la antigua emisora analógica – es la que sigue siendo de referencia, con los nuevos canales de la TDT haciéndole los coros. “Hemos asistido al nacimiento de canales de contenidos de adivinación y sexuales”, denuncia Perales, recordando que la ley impide emitirlos hasta las 10 de la noche. La programación de la TDT no ha sido la esperada. “Para el ciudadano es un desdoro”, acusa Alejandro Perales.

La programación no es la única queja que Alejandro Perales tiene de la TDT. Cada vez surgen cosas nuevas, como la alta definición o las emisiones 3D, que hacen que los descodificadores se queden obsoletos. Esto está produciendo el “desencanto de los ciudadanos que han hecho un esfuerzo” invirtiendo en aparatos receptores de calidad, que ya no servirán para acceder a todo lo que la TDT puede ofrecer. Tampoco funciona la interactividad, que es un territorio “completamente virgen”.

Ese no es el único problema al que tendrán que enfrentarse los usuarios. Perales lamenta que el desconocimiento tecnológico de los ciudadanos no juegue a su favor: los consumidores compran televisiones ready HD esperando ver así la televisión en alta definición… y cuando llegan a casa se encuentran con que aún necesitan un receptor especial porque su televisión no es full HD. El reparto del dividendo digital podría obligar a resintonizar, lo que podría igualmente aumentar el gasto de los consumidores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor