Los televisores encaran una cruda “guerra de precios”

Empresas

Los principales fabricantes rebajan sus previsiones de beneficios y auguran una competencia feroz de cara a la próxima campaña navideña.

Sus resultados trimestrales ya apuntaban hacia una dirección que ha acabado por confirmarse. Sony desiste de aumentar beneficios para este año fiscal a través de la venta de televisiones, mientras que Panasonic augura una caída más acentuada para este trimestre. LG tampoco es optimista, y Samsung predice una fuerte competencia hacia final de año.
Los cuatro principales fabricantes de televisiones se muestran convencidos de que la industria tendrá problemas para obtener rendimientos importantes durante el trimestre tradicionalmente más vendedor del año. El precio, auguran, caerá un 25%. Incluso la confianza en las pantallas LED o con aplicaciones 3D ha perdido fuelle. Comerciantes estadounidenses como Target Cop. y Wal-Mart empiezan ya a adelantar descuentos para las próximas Navidades y la competencia entre fabricantes se recrudece.
Según Bloomberg, la división de Sony Bravia prevé pérdidas para este año fiscal y se prepara para una dura competencia. Los buenos resultados del último trimestre se atribuyen principalmente a las ventas de videojuegos. Panasonic, el mayor fabricante mundial de televisores de plasma, ha confirmado que la caída de los precios y el coste de los materiales de fabricación está encareciendo un mercado donde la compañía difícilmente alcanzará sus previsiones. Samsung y LG, las principales fabricantes, han expresado las mismas preocupaciones, y Samsung da por hecho que sus ganancias se resentirán considerablemente ante la inminente guerra de precios. Los consumidores lo saben y ante la compra, prefieren esperar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor