Telus retira su oferta de compra sobre Bell Canadá

OperadoresRedes

El número dos canadiense de telecomunicaciones se ha echado atrás en la
disputa por Bell Canada, alegando “lagunas en el proceso de ofertas”. Entre los
cinco posibles compradores, Telus partía como favorito.

Telus,
considerado el número dos canadiense de telecomunicaciones, anunció ayer su
retirada de la puja por la compra de Bell Canada
(BCE)
. Para justificar su decisión, la compañía alegó “lagunas en el proceso
de ofertas” que lleva a cabo este último, por lo que “ha decidido no presentar
una oferta para adquirir BCE en el marco del proceso de examen estratégico
anunciado por BCE el 17 de abril”, según precisa la compañía en un comunicado
recogido por
La
Tribune
.

Esta retirada supone una sorpresa, ya que Telus, que entró en liza el pasado
jueves, se presentaba como favorito para la adquisición de BCE entre los cinco
grupos que se la disputan.

La primera consecuencia de esta noticia no se ha hecho esperar, y ha sido la
caída del valor de las acciones de BCE en la bolsa de Toronto, que han reducido
su precio un 3 por ciento, hasta los 39,49 dólares canadienses al cierre (27,43
euros).

Paralelamente, dos rotativos nacionales afirmaban ayer martes que un
consorcio que también figuraba como favorito para la compra de BCE, integrado
principalmente por el fondo de inversión estadounidense
Kohlberg Kravis Roberts (KKR), ha perdido dos
de sus miembros clave.

La retirada de la
Caisse
de dépôt et placement du Québec,
el mayor inversor institucional de Canadá,
y de Onex, el principal fondo de inversión
privado del país, privarían al consorcio encabezado por KKR y la
Office d’investissement du régime de pension
du Canada (RPC)
del capital necesario para presentar una oferta, de acuerdo
con The Globe and Mail y
National Post. En
este sentido, la Caisse de dépôt et placement du Québec ha confirmado “haberse
retirado” del consorcio en un comunicado.

Además de éstos, otros tres consorcios figuran entre los posibles
compradores. Uno de ellos está dirigido por el fondo de pensiones canadiense
Teachers, el mayor accionista de Bell Canada, que anunció el lunes que
presentaría una oferta formal. En segundo lugar, está el fondo de inversiones
estadounidense Cerberus Capital y
por último, la firma de inversiones canadiense Catalyst Asset.

Hay que precisar que los fondos americanso KKR y Cerberus se han visto
obligados a aliarse a sendos fondos canadienses para ajustarse a la legislación
del país, que limita a un 46,7 por ciento la participación extranjera en el
sector de telecomunicaciones nacional.

Si bien hasta ahora BCE no ha dado a conocer públicamente una fecha tope, el
canadiense se ha dado hasta el tercer trimestre para concluir el proceso de
examen de sus “opciones estratégicas”.

Número uno canadiense en telefonía, BCE cuenta además con participaciones en
el diarios nacionales The Globe and Mail, así como en varias cadenas de
televisión, entre las que figura CTV, y equipos
de hockey y baloncesto profesionales de Toronto, como los
Maple Leafs y los
Raptors. Por este motivo, la posible
venta de BCE podría convertirse en la mayor operación de la historia de Canadá,
ya que el grupo está valorado en bolsa por 30.500 millones de dólares
americanos (unos 22.700 millones de euros).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor