Tendencias para ciclos económicos bajos

CloudSoftware

José Manuel Nieto, director de Consultoría de Realtech, analiza el papel del software para la gestión de TI en tiempos difíciles.

¿Por qué no usar todos los medios a nuestro alcance para reducir el coste total de propiedad de nuestras soluciones para la gestión de los departamentos de TI? Me refiero específicamente a las soluciones para la Gestión de las Incidencias, pasando por la Gestión de Activos e Inventario hasta las aplicaciones para la Monitorización de la Infraestructura de TI.
En un ciclo económico como el actual intuyo que sería bueno dedicar tiempo a analizar en detalle enfoques alternativos al tradicional, como la compra de software, instalación, configuración y el pago de un mantenimiento anual.
Es “obligación” de las personas que trabajamos en Tecnologías de la Información dedicar más tiempo a contribuir de forma positiva a reducir el coste total de propiedad de los sistemas, así como a mejorar la cuenta de resultados de esos negocios.

Las soluciones OnDemand ofrecen un enfoque simple, productivo y eficiente, basado en “conectar y trabajar”, que permite a los departamentos de TI focalizarse en el servicio en vez de tener que lidiar con la tecnología y sus costes inherentes (instalación de hardware y software, administración y mantenimiento).
Entre los principales beneficios de este enfoque podemos citar la inversión mínima, ya que por una cuota mensual podremos obtener una rápida puesta en marcha, la flexibilidad y escalabilidad de las soluciones, contar siempre con la última versión disponible eliminando completamente los costes del mantenimiento y soporte, los costes de infraestructura y mantenimiento, logrando de esta forma un ROI inmediato.

Quizá las PYMES son el sector que cuenta con menos presupuesto para dedicarlo a herramientas de gestión y donde el ‘software libre’ pareciera la única alternativa. Personalmente, soy un poco reticente en dejar mi negocio en manos de “algo” y no de “alguien”.


Me estoy refiriendo a que me gusta saber quién hay detrás de las cosas, a quién puedo reclamar y pedir explicaciones. Eso sin contar la cantidad de costes ocultos que -abducidos por la moda- nos empecinamos en no ver. Si consideramos el ciclo de vida del software como el tiempo que transcurre desde que lo evaluamos, compramos e implantamos hasta que lo dejamos de usar, podemos decir que el precio de compra es una pequeña parte del coste total de propiedad.
Este coste total de propiedad -que tiene tanto el software libre como el resto y del que no nos debemos olvidar-, está compuesto básicamente por los costes de evaluación, adquisición, instalación, implementación, migración, formación/curva de aprendizaje, soporte, mantenimiento correctivo y evolutivo (actualizaciones) y coste de los riesgos.

Entonces, ¿qué beneficios reales tiene el software libre para nuestras empresas? Lo que requieren las pymes son soluciones preconfiguradas que hayan sido especialmente diseñadas para ese mercado y que no necesite la inversión inicial en licencias, por lo que en este aspecto podría compararse con las soluciones “open source” existentes en el mercado, pero sin las desventajas y el impacto negativo de los costes ocultos asociados al soporte, desarrollo, formación y mantenimiento de estas soluciones.

En último lugar, pero no por ello menos importante, están las grandes empresas que ya han invertido muchos miles de euros en soluciones para la gestión de sus departamentos de TI y que no han generado el ROI esperado y, pese a ello, continúan pagando grandes cifras anuales por el mantenimiento de las licencias.
Sin lugar a dudas, existen numerosos casos donde este importe pagado anualmente permitiría reemplazar las soluciones utilizadas por unas nuevas, sin que ello suponga una pérdida de funcionalidad gracias a este tipo de recompra de mantenimiento.

En resumen, considero que los fabricantes de software deberían potenciar estos nuevos enfoques, brindando así a sus clientes la flexibilidad necesaria para afrontar los recortes presupuestarios, sin que ello suponga una disminución de la calidad de los servicios ofrecidos por los departamentos de TI.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor