Tesla Motors pierde $4.000 con cada automóvil vendido durante el pasado trimestre

Innovación
0 0 No hay comentarios

La marca creada por el singular Elon Musk concita por el momento interés, admiración y unas ventas más que respetables, pero en la complicada industria de la automoción todo es complicado y más cuando la marca sólo dispone de un modelo a la venta en el catálogo. Esto hace que por el momento cada unidad vendida le cueste dinero al fabricante, algo que no cambiará al menos hasta que no entre en fase de producción y venta alguno de los modelos que Tesla tiene previsto comercializar en los próximos meses.

Por lo pronto Tesla Motors habría recortado los objetivos de producción previstos para 2015 al mismo tiempo que estarían planeando acudir a una nueva ronda de financiación.

Y es que con un único modelo a la venta, el Model S, las 11.532 unidades vendidas arrojan unas perdidas operativas de 47 millones de dólares. Algo que por el momento ¨hace pupa¨ en la contabilidad de la empresa fundada por Elon Musk pero que podría quedar compensado en el momento en que el próximo año comience a venderse el Model X, el primer todocamino de la marca. Si a esto, además, sumamos el Model 3 que aparecería en 2017, la marcha económica de Tesla Motors podría ser mucho mejor.

Especialmente positivo en este caso sería la suma de lo que representan ambos modelos de inminente aparición, dada por un lado la popularidad de los automóviles SUV como el Model X pero no menos importante será la aparición del Model 3, una berlina con autonomía de 300 kms y que se vendería a unos $30.000, un precio muy competitivo para este tipo de automóviles.

Todo esto, animado por el éxito de la planta de fabricación de baterías domésticas de iones de litio que Tesla tiene en Nevada supone unos costes elevados que tratan de no repercutir al cliente, de ahí esos $4.000 que le cuesta a Tesla cada automóvil venido debido al reparto que debe hacerse de los costes totales de investigación y desarrollo de la marca mientras no se pierde de vista una próxima salida a Bolsa que previsiblemente llegaría cuando los productos mencionados ya hayan comenzado su comercialización y se pueda ofrecer al potencial inversor la consolidación de una empresa con ventas respaldadas por una pujante demanda.

vINQulo

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor