Texas Instruments despedirá a 1.700 empleados

DespidosEmpresasGestión Empresarial

La compañía de chips quiere poner el foco en el desarrollo de hardware para coches y dispositivos electrónicos del hogar.

Cuando el río suena… agua lleva. Y el caudal de Texas Instruments empezó a sonar ya en septiembre.

Fue entonces cuando anunció que detenía las inversiones, algo que motivó las especulaciones sobre una posible venta de la unidad de procesadores. Finalmente no ha habido venta, pero sí restructuración.

Texas Instruments despedirá a 1.700 empleados, lo que equivale al 5% de su plantilla global.

Los analistas consideran que la venta de la división hubiera dado mejor resultado pero valoran positivamente el ajuste. “La restructuración es mejor que nada”, explican a Reuters.

El gigante de chips quiere dirigir su negocio al menos competitivo sector del automovilismo o del hogar. En la medida que el “internet de las cosas” se va haciendo realidad serán más y más los dispositivos conectados. Y Texas Instruments está decidida a ser un importante actor en el segmento.

Según informa la agencia, la compañía seguirá produciendo chips para Amazon y sus Kindle, pero dejará de lado el desarrollo de nuevos chips.

Amazon era una de las candidatas interesadas en la compra de la unidad de negocio de Texas Instruments que de momento no está en venta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor