“The Economist” avala la “Ley Sinde” y carga contra “los piratas españoles”

Empresas

El diario alaba la decisión del Gobierno español de poner coto “por fin” al “paraíso de los piratas digitales”.

El último número de “The Economist” en el Reino Unido ha querido meter el dedo en la llaga denunciando lo que considera prácticas habituales de “los piratas del Caribe” y aplaudiendo la decisión del Gobierno español, que “por fin” ha puesto coto “al paraíso de los piratas digitales”.

En su artículo, titulado “Fin a la caza de los artistas” y firmado desde Madrid, el periódico se reafirma con un categórico “Al igual que a los piratas de Spanish Main, a los españoles de hoy en día les gusta obtener las cosas sin nada a cambio”, y denuncia que casi la mitad de los internautas españoles usa servicios que distribuyen música ilegalmente, doblando la media de la Unión Europea.

Considera también que “los libertinos digitales están aterrorizados” ante la entrada en vigor de la “Ley Sinde”, a pesar de que “la ley es muy permisiva” comparada con la de otros países como Gran Bretaña o Francia, donde se persigue a los consumidores de contenidos protegidos.

“The Economist” informa de que, a pesar de las medidas de seguridad para regular el cierre de webs, entre las que cita las firmas de dos jueces, la Asociación de Internautas “dice que llevará el caso al Tribunal Constitucional si es necesario”. El artículo no se deja en el tintero el canon digital, recordando que “el país impone un impuesto indiscriminado a todos los dispositivos capaces de reproducir o almacenar sonido e imagen, pero la Unión Europea lo ha considerado ilegal y España se ha comprometido a modificarlo”. A pesar de todo, el artículo considera que “los cambios podrían ser lentos”. “Muchos españoles creen que la música y las películas deberían ser gratis. Cómo se recompensará a los artistas, eso es algo que nadie sabe”, concluye.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor