The Pirate Bay, comprada por una compañía sueca

Empresas

Global Gaming Factory adquiere el site de P2P por cerca de 60 millones de coronas (unos 5,4 millones de euros). Última ampliación: 12:00 H.


La popular página de intercambio de archivos The Pirate Bay acaba de anunciar en su blog oficial su adquisición por parte de la firma sueca Global Gaming Factory X, una transacción que se habría cerrado por 60 millones de coronas suecas (aproximadamente 5,4 millones de euros).

La multa a la que la justicia sueca condenó a la página ha hecho replantearse a la misma un nuevo modelo de negocio “que cumpla los requisitos de todas las partes: los proveedores de contenido y operadores de banda ancha, los usuarios finales y el poder judicial”, según subrayan desde la página de GGF. En este sentido, Hans Pandeya, director ejecutivo de dicha compañía, ha incidido en la necesidad de abonar una cantidad relativa a los derechos de autor por los contenidos descargados en la página.

“En la era de Internet mueres si no evolucionas. No queremos que eso ocurra. Hemos estado trabajando en este proyecto desde hace muchos años y es hora de invitar a más personas al mismo, de forma que nos aseguremos de que el sitio no muera”, declaran los responsables de The Pirate Bay.

La operación de compra incluiría también la adquisición de la firma Peerialism y su sistema de intercambio de archivos y está prevista que concluya en agosto de 2009. La transacción por The Pirate Bay podría concretarse en unos 30 millones de coronas (3,76 millones de euros) en efectivo más emisión de nuevas acciones y en el caso de Peerialism se pagarán 100 millones de coronas (9,22 millones de euros), con la mitad de los mismos abonados también en cash.

Según anuncian desde el sitio de P2P los beneficios de la venta irán a una fundación que ayudará a desarrollar proyectos sobre la libertad de expresión y la libertad de información.

La noticia, sin embargo, es posible que deje un mal sabor de boca a todos los usuarios de la web, que posiblemente se vean traicionados por esta nueva política pro-derechos de autor y por la rendición de los propietarios de la misma, los cuales habían declarado que no se amilanarían ante las peticiones de la justicia sueca y las productoras y recurrirían la sentencia.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor