Tim Cook: “no habrá un iPad con OS X”

Sistemas OperativosWorkspace
0 0 8 comentarios

El consejero delegado de Apple ha sido tajante al afirmar con rotundidad que Apple no producirá un tablet que vaya más allá de iOS y funcione con el sistema operativo de la marca habitual en equipos de sobremesa y portátiles. Se desmarca así de Microsoft Surface Pro, el gran competidor de su recién puesto a la venta iPad Pro.

Parece que Apple no satisfará a aquellos interesados en encerrar la potencia y versatilidad de un ordenador en el formato de un tablet. No habrá un MacBook Air que prescinda del teclado o que lo incorpore como accesorio al modo de los Microsoft Surface. Tampoco habrá un iPad con tanta potencia en su interior que sea capaz de ejecutar Mac OS X.

Es lo que ha afirmado tajantemente Tim Cook en una reciente entrevista, explicando el convencimiento que existe en Apple de que sus clientes no están interesados en esa convergencia sino que prefieren que en lo que se refiere a dispositivos portátiles de productividad el iPad llegue hasta un punto y a partir de ahí la herramienta sea un Macbook.

Enlazó Cook esta opinión con la reiteración de unas declaraciones de días atrás en las que se preguntaba “¿por qué va a querer alguien volver a comprar un PC?” (entendiendo PC como ordenador personal con sistema operativo Windows, evidentemente), ampliando su argumentación en la proximidad de la arquitectura x86 y los procesadores de tipo A presentes en los dispositivos móviles Apple, especialmente en el iPad Pro donde habrían alcanzado un desenvolvimiento capaz de tratar de tú a tú en determinados aspectos a la arquitectura PC.

Tim Cook explica que con el actual desarrollo de iOS y Mac OS resulta más sencillo que nunca alternar ambos SO al trabajar con los mismos archivos, documentos, programas… por lo que según él carecería de sentido buscar la convergencia cuando se puede apostar por reforzar la complementariedad.

Aunque tiene cierto sentido y quienes simultanean (simultaneamos) el uso de tablet/ordenador podemos llegar a darle la razón no hay que olvidar que al final quien manda es en realidad el usuario y lo que este demanda.

No sería, por tanto, la primera vez que alguien en Cupertino tiene que entonar (aunque sea en la intimidad y sin micrófonos) un “donde dije digo digo Diego”, como sucedió cuando tras establecer Steve Jobs que 9,7 pulgadas era el tamaño idóneo para un tablet y que Apple nunca sacaría otro de ningunas dimensiones que no fuesen esas Tim Cook se enorgulleció en presentar un iPad Mini de 7,9 pulgadas que llegó a ser tan exitoso que incluso canibalizó ventas de su hermano mayor, por no hablar del actual iPad Pro con su pantalla de 12,9 pulgadas.

vINQulo

Independent

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor