Cómo la intuición guió a Tim Cook hasta Apple

Empresas
Tim Cook

A pesar de considerarse un ingeniero analítico, el directivo ha afirmado que a menudo confía en su instinto para afrontar situaciones importantes.

Tim Cook se unió a Apple en 1998 como vicepresidente senior de operaciones en todo el mundo. Hace 15 años el ejecutivo dejó en manos de su intuición esta decisión, a pesar de haberla analizado metódicamente y haber solicitado el consejo de sus familiares y amigos.

Por aquel entonces, Apple se encontraba en plena lucha por la implantación de sus ordenadores Mac (tan solo contaba con el 4% del mercado de ordenadores) y Cook acababa de unirse al fabricante Compaq después de haber trabajado 12 años en IBM.

A pesar de considerarse a sí mismo un ingeniero analítico, el directivo ha afirmado que, en el fondo, a menudo confía en su instinto para tomar decisiones importantes, y la incorporación a Apple ha sido un buen ejemplo de ello.

Así lo ha explicado el actual CEO del gigante de Cupertino durante una entrevista celebrada en la Escuela de Negocios Fuqua de la Universidad de Duke el pasado mes de abril y que ha recogido CNet.

“Recuerdo que me hice una lista con las ventajas y desventajas para conseguir una tabla con datos cuantitativos que me confirmasen lo que debía hacer, pero no fue así”, ha declarado Cook.

El directivo cogió un vuelo para mantener una entrevista con Steve Jobs en Apple y a los pocos minutos de conversación estaba deseando incorporarse al equipo. “Fue una reunión muy interesante. Estaba sorprendido porque no era lo que yo imaginaba en absoluto”.

Ahora Tim Cook afronta un momento delicado en la trayectoria de la compañía, que por primera vez en la última década ha sufrido una caída de beneficios.

Apple también asume importantes cuestiones legales, como la acusación por parte del Senado de EE.UU de utilizar supuestos mecanismos de evasión fiscal o la denuncia de la UE sobre prácticas anticompetitivas en las ventas de iPhone.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor