Tim Cook: un carácter diferente para una gestión diferente

Empresas

El recién incorporado CEO de Apple va dando pistas sobre su forma de gestionar la compañía, que en muchos casos distan del modus operandi de su predecesor.

Steve Jobs no quería que Tim Cook imitase su forma de gestionar la compañía. El actual CEO de Apple, por su parte, prometió cuando accedió al cargo que la compañía no iba a cambiar bajo su liderazgo.

Pero la gestión de Jobs estaba muy unida a su carácter. Su obsesión por controlar todos y cada uno de los puntos que afectaran a la compañía y su intransigencia hacia opiniones y concepciones que distasen de las suyas fueron algunos de los rasgos más destacables. Cook tiene un temperamento diferente, más sosegado. Algo que ya se está dejando notar en Cupertino.

Lo cierto es que el recién incorporado ya ha hecho algunos movimientos con sello propio. Según fuentes cercanas a la compañía, Cook por el momento ya ha atendido algunos asuntos administrativos en los que Jobs no estaba en absoluto interesado; asuntos relacionados con las promociones y estructuras de información corporativa, por ejemplo.

Al margen de la pura gestión, el carácter del nuevo CEO también ha conllevado cambios. Es más comunicativo que Jobs y envía correos electrónicos a sus trabajadores a los que se refiere como “equipo”.

El carácter más cercano de Cook será visible también para con los accionistas y clientes de la compañía. “Steve creía que tenía todas las respuestas”, ha dicho Toni Sacconaghi, analista de Sanford Bernstein a The Wall Street Journal.

Cook ha anunciado recientemente un programa de caridad que llevará a cabo Apple. Promete que la compañía igualará las donaciones de los empleados a organizaciones no lucrativas hasta los 10.000 dólares anuales. Jobs era contrario a la filosofía de donar dinero.

Otro rasgo diferenciador: la paciencia. Cook es un gestor disciplinado con las listas de ventas y previsiones, a diferencia de Jobs, que mostraba poca paciencia en estas cuestiones.

La presentación del iPhone 4S fue su prueba de fuego y la muestra de cómo sería su gestión, para aquellos que medían sus movimientos con lupa. Cook quedó en un segundo plano, cediendo los méritos y puntos álgidos de la rueda de prensa a sus colegas.

Esta línea, desde que Cook es CEO, la estructura orgánica ha variado levemente; ha ido aumentando las responsabilidades a Phil Schiller y John Brandon, vicepresidente de marketing de producto y vicepresidente que supervisa los canales de venta de la compañía, respectivamente.

También ha promovido a Eddy Cue a vicepresidente senior de la compañía en los segmentos de Software y Servicios en internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor